El continuo paso de borrascas por latitudes altas, por las islas Británicas, pasarán de oeste a este y dejarán frentes que afectarán al noroeste de la Península y las temperaturas estarán algo por encima de los valores normales para estas fechas, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), que prevé que en el resto del país predomine el tiempo suave y sin lluvias.

El portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, ha señalado que lo más significativo es que el martes el ex huracán Sebastien afectará al extremo noroeste de la Península. Se trata de una borrasca extra-tropical que se dirige hacia Irlanda y que no llegó a ser huracán, sino que se mueve por el atlántico como exciclón tropical.

Así Sebastien provocará en Galicia rachas de viento fuertes, con rachas de más de 100 kilómetros por hora y temporal de mar, con oleaje de hasta seis metros, así como lluvias importantes. También lloverá en el resto de la mitad oeste, aunque de forma más débil, y en puntos del sistema Central e Ibérico con lluvias algo más intensas, igual que en el sur de Pirineos.

La cota de nieve estará alta este martes, según el portavoz, ya que el viento soplará del suroeste, y se situará por encima de 2.000 metros y habrá nieblas en las dos mesetas.

Las temperaturas subirán este martes y las mínimas no bajarán de cero grados centígrados, mientras que las máximas a orillas del Cantábrico y en el valle del Ebro estarán cerca de los 20 grados centígrados (ºC).

En el valle del Guadalquivir y las comunidades mediterráneas se podrán superar los 22ºC, en la meseta norte, entre 16 y 18ºC y en Madrid y la meseta sur podrán alcanzar los 20ºC. En los dos archipiélagos se prevé un ambiente suave y sin lluvias.

En cuanto al miércoles, Del Campo ha indicado que seguirán pasando frentes y será un día de cielos nubosos en general excepto en las comunidades mediterráneas. De ese modo, lloverá en Galicia, en Pirineos, en el entorno occidental de Andalucía y, otra vez podrán ser fuertes y persistentes y con tormentas en Galicia, sobre todo en el oeste.

En el centro de la Península también podrá llover, sobre todo por la mañana, aunque de forma débil, y no llegarán las lluvias ni al Mediterráneo ni a los archipiélagos. Las nevadas afectarán a las montañas del norte a partir de 1.600 metros y otra vez podría haber algunos bancos de niebla en el interior.

Las temperaturas bajarán en general, sobre todo en el interior y este día tampoco se esperan heladas, ya que las mínimas en la meseta norte se quedarán entre 5 y 8 grados centígrados y en el Mediterráneo en unos 15ºC. Las máximas, por su parte, estarán entre 8 y 10ºC en el norte de la meseta norte, alcanzarán los 15ºC en Zamora o Valladolid y en el centro de la Península. En el Cantábrico podrán llegar puntualmente a 18ºC y a orillas del Mediterráneo superarán los 22ºC.

El jueves la situación será similar, ya que se esperan lluvias en Galicia, en el cantábrico oriental y en los Pirineos occidentales. Las lluvias en general «no serán tan intensas» y podría llover en Asturias y en el noroeste de Castilla y león. En general, ha dicho que podría llover en las dos mesetas y serán lluvias débiles que tenderán a remitir.

La cota de nieve se situará entre 1.200 y 1.500 metros y las temperaturas seguirán sin cambios.

En cuanto al fin de semana, el portavoz ha adelantado que la situación será similar, con lluvias en el noroeste, que serán fuertes en Galicia y que se podrían extender al resto de la mitad occidental. En el resto del país las temperaturas no tendrán muchos cambios o quizás podrían subir un poco más.

Por último, ha pronosticado que el domingo los vientos podrían girar al norte y en ese caso lloverá en la mitad norte peninsular, se producirá un descenso térmico y nevará en zonas de montaña.