Inteligencia artificial & Ciencia | Tecnología y Gadget

La letra pequeña de Radar COVID, la 'app' de rastreo que el Gobierno prueba en La Gomera

España realizará en los próximos días un simulacro de rebrote para testar la 'app' Radar COVID, ya disponible en Google Play para los usuarios Android

logo
La letra pequeña de Radar COVID, la 'app' de rastreo que el Gobierno prueba en La Gomera

Opciones que ofrece Radar COVID, la 'app' de rastreo que el Gobierno probará en La Gomera.

Resumen:

La Gomera vivirá en unos días un nuevo rebrote. Pero este no es real, es un simulacro. Tendrá sus contagios ficticios y hasta un seguimiento diario. El objetivo es probar la eficacia de la app española de rastreos antes de utilizarla en todo el país como una solución tecnológica para contener el virus. La aplicación se llama Radar COVID y los usuarios de Android ya pueden descargarla en Google Play.

La isla reúne condiciones idóneas para la experiencia piloto. Cuenta con una escasa población y apenas ocho casos acumulados desde el inicio de pandemia. El proyecto consta de tres fases y simulará varias oleadas de contagios. El objetivo es testar la aplicación, ajustar su diseño si es necesario y valorar la experiencia del usuario. Una vez completado el experimento se decidirá si se aplica o no en el resto de España.

Indra está detrás de la aplicación. El Gobierno ha suscrito un contrato con la empresa por 330.538 euros. España no es ni mucho menos la primera en lazar una herramienta de este tipo. Desde hace semanas, países como Alemania o Italia rastrean sus contactos con los teléfonos de los ciudadanos. La mayoría de apps europeas han seguido el modelo ‘descentralizado’, el más respetuoso con la privacidad de los usuarios. Y se apoyan en la tecnología facilitada por Apple y Google.

Como todas ellas, la app española se basa en el envío de claves anónimas a través del Bluetooth. La idea es simple. La aplicación alertará al usuario cuando haya pasado un mínimo de tiempo a poca distancia de un contagiado. En ningún momento se podrá conocer quién es el infectado, su correo electrónico o el lugar del contacto.

¿Cómo funciona el sistema de alerta? Una vez activada, la app emite unos identificadores cifrados que intercambiará con los móviles cercanos. Cuando el usuario dé positivo en Covid-19, las autoridades sanitarias le facilitarán un código de 12 dígitos para que introduzca en la plataforma. Gracias a esa clave, los contactos estrechos del contagiado recibirán una alerta de exposición.

El usuario se encontrará en Radar COVID una breve explicación sobre su funcionamiento y las ‘políticas de privacidad’

El modelo ‘descentralizado’ de Radar COVID se basa en el protocolo DP-3T. Esto implica que sólo se envían al servidor los identificadores anónimos que emite cada móvil, no los que recibe de otros smarphones cercanos. Cada cierto tiempo los móviles descargan los nuevos identificadores de los contagios confirmados y los comparan con sus registros. ¿Qué significa esto? Que el cotejo de datos se realiza siempre en el móvil del usuario y no en un servidor.

La aplicación ofrece dos opciones. Por un lado, conocer si el usuario se ha expuesto a contagiados. Por el otro, avisar a la aplicación de que ha dado positivo. Al hacerlo se activará el proceso para alertar a sus contactos recientes.

«Ni la aplicación Radar COVID ni el servidor de alerta de contagios almacenan datos personales de ningún tipo», se asegura en la plataforma. Las claves que gestiona la app solo se almacenan en el teléfono del usuario para hacer cálculos sobre su riesgo de exposición. «Solo en el caso de reportar un diagnóstico positivo por Covid-19, las claves de exposición temporal de los últimos 14 días generadas en el dispositivo, y bajo el consentimiento explicito e inequívoco del usuario, son subidas al servidor para su difusión al conjunto de usuarios de este sistema», se detalla.

Por ahora, Radar COVID sólo está disponible en Google Play, la tienda de aplicaciones de Android. Pero ya se ha enviado a Apple para que se someta a sus procesos de validación. Los detalles sobre cómo funciona la app se encuentran en sus ‘condiciones de uso’ y en su ‘política de privacidad’. No hay que olvidar que es una prueba piloto. Quién decida usarla recibirá alertas de exposición a contactos ‘simulados’, no reales. La aplicación dejará de funcionar cuando concluya el simulacro.

Simulacro en La Gomera

El experimento canario comenzó el lunes con una primera fase informativa. Se trata de una campaña para dar a conocer la app y sensibilizar a la población local. También afecta a las navieras y aerolíneas que operen en Canarias para alcanzar a los ciudadanos de fuera de la isla. En estos días, además, se enviarán correos informativos a los voluntarios iniciales que simularán los contagios.

El 6 de julio arrancará la segunda fase, la simulación de la pandemia. Primero se simulará un positivo inicial; luego, tres oleadas seguidas a partir del 10, 13 y 17 de julio, según detalla Europa Press. En la prueba se introducirán 300 contagios simulados. Por tanto, para que la muestra sea representativa, explica Efe, se deberán descargar la app unas 3.000 personas. El siguiente paso en esta segunda fase será realizar el seguimiento diario del experimento.

En una última fase, a partir del 20 de julio, se analizará cómo ha funcionado la app, cuántas personas la descargaron y cuántas la mantuvieron activa. Una vez finalizada la prueba piloto, se decidirá si se lanza o no para rastrear los contactos en el resto de territorios del país. 

Comentar ()