El fin de semana, típico veraniego, seguirá muy soleado, salvo lluvias en el Cantábrico, y sofocante, con temperaturas «anormalmente altas» -entre 34 y 38 grados- en Galicia, Canarias y en puntos del interior peninsular, y hasta los 42 grados en áreas de Andalucía, y de Extremadura.

Metidos de lleno en la canícula, los días más cálidos del año entre el 15 de julio y el 15 de agosto, el fin de semana se presenta muy caluroso, aunque a partir del lunes las temperaturas recuperarán, poco a poco, sus valores normales, ha explicado el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Fernando García.

Para este viernes, el sofocante calor continuará en gran parte del país, en concreto en la Comunidad de Madrid, Galicia y ambas Castillas, donde hay aviso amarillo por máximas entre 36 y 38 grados, mientras que en Andalucía y en Extremadura hay alerta naranja (riesgo importante) por temperaturas que oscilarán entre 39 y 41 grados; en el cantábrico el ambiente será más fresco, con 23 grados en San Sebastián y en Santander, 25 grados en Oviedo y 26 grados en Bilbao.

García ha recordado que las máximas tan altas que se prevén en Extremadura siguen la tendencia de las registradas ayer en el municipio de Jerez de los Caballeros (Badajoz) y Badajoz capital, con 41,3 grados y 41,2 grados, respectivamente.

En cuanto a los valores nocturnos, Cádiz con 26 grados de mínima tendrá una «noche ecuatorial» -temperaturas por encima de los 25 grados-, mientras que en Almería, Cáceres, Córdoba, Sevilla, Valencia, Málaga y Jaén, entre otras capitales de provincia, registrarán noches tropicales, en las que los termómetros no bajarán de los 20 grados.

Mañana se prevé una jornada de más calor, con valores que aumentan en el norte de la península y en las Canarias y con máximas, de nuevo anormalmente altas en Galicia, centro y sur de la Meseta, centro y norte de Andalucía, Gran Canaria y Fuerteventura.

Este día los termómetros marcarán hasta 42 grados en Badajoz, 41 grados en Córdoba, 40 grados en Cáceres y entre 38 y 39 grados en Toledo, Sevilla, Ourense, Jaén, Granada y Ciudad Real y en el centro peninsular, Madrid alcanzará 36 grados y Guadalajara 35 grados; por la noche, Cádiz volverá a liderar el ránking de calor con 24 grados.

El domingo, las temperaturas aumentarán en el nordeste peninsular, y «se comenzará a atisbar ya una ligera bajada en el interior oeste», aunque los valores persistirán altos en las Canarias, Galicia y la meseta Norte, con registros por encima de los 34-36 grados en los cursos medios de los ríos Ebro, Duero, Tajo y Guadiana, y los 38 en el del Guadalquivir.

El portavoz ha avanzado que la próxima semana predominarán los cielos despejados en gran parte del país, aunque aún se prevé algo de nubosidad en zonas del interior peninsular, y, con respecto a las temperaturas, se alternarán ascensos y descensos, y sólo algunos días se superarán los 34-36 grados en el Tajo y en el Guadiana y 38 grados en el Guadalquivir.

El lunes y el martes se recuperarán los valores normales para la época del año, y se prevén chubascos y tormentas en el interior del norte, centro y sudeste peninsular, más intensos en Pirineos, sistema Ibérico y cordillera Cantábrica, y algunas lluvias en el cantábrico y norte de las islas Canarias de más relieve.

A partir del miércoles y durante los siguientes días se producirán chubascos y tormentas ocasionales en zonas montañosas del norte, más probables e intensas en Pirineos, sin descartar algunas lluvias débiles en el Cantábrico y norte de las islas Canarias montañosas.

Desde la Aemet han incidido en la importancia de recordar, que las altas temperaturas que dominan gran parte del país, aumentan el peligro de fuego, y recomiendan extremar las precauciones en las actividades en el campo.

Para mañana sábado, el riesgo de fuego es «extremo» en casi todo el territorio, salvo en algunos puntos de Cataluña, Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha y de las Islas Baleares y las Canarias.