Ciencia y Tecnología

Arqueólogos descubren un templo etrusco de 2.500 años en Italia

Los arqueólogos y otros colegas descubren las paredes del templo etrusco en Vulci.

Los arqueólogos y otros colegas descubren las paredes del templo etrusco en Vulci. EP

Arqueólogos han descubierto un templo etrusco previamente desconocido en la antigua ciudad de Vulci, que se encuentra en la región italiana de Lacio.

El edificio, de 45 metros por 35 metros, está situado al oeste del Tempio Grande, un edificio sagrado que fue excavado en la década de 1950. El examen inicial de los estratos de los cimientos de la esquina noreste del templo y los objetos que encontraron allí, llevó a los investigadores a fechar la construcción del templo hacia finales del siglo VI o principios del siglo V antes de Cristo.

«El nuevo templo tiene aproximadamente el mismo tamaño y está en una alineación similar al vecino Tempio Grande, y fue construido aproximadamente en la misma época arcaica«, explica la arqueóloga Mariachiara Franceschini, de la Universidad de Friburgo, co líder de la investigación. «Esta duplicación de edificios monumentales en una ciudad etrusca es rara e indica un hallazgo excepcional«, agrega el otro responsable de la excavación, Paul P. Pasieka, de la Universidad de Mainz.

El equipo descubrió el templo cuando trabajaba en el proyecto Vulci Cityscape, que se lanzó en 2020 y tenía como objetivo investigar las estrategias de asentamiento y las estructuras urbanísticas de la ciudad de Vulci. Vulci fue una de las doce ciudades de la federación etrusca y en la época prerromana fue uno de los centros urbanos más importantes de lo que hoy es Italia.

«Estudiamos toda el área norte de Vulci, que son 22,5 hectáreas, utilizando prospección geofísica y radar de penetración terrestre», explica Pasieka en un comunicado. «Descubrimos restos de los orígenes de la ciudad que anteriormente se habían pasado por alto en Vulci y ahora podemos comprender mejor la dinámica del asentamiento y el sistema de carreteras, además de identificar diferentes áreas funcionales en la ciudad».

Los investigadores pudieron en 2021 descubrir las primeras secciones de la pared, hechas de toba sólida. «Nuestro conocimiento sobre la apariencia y organización de las ciudades etruscas ha sido limitado hasta ahora», dice Franceschini. «Los estratos intactos del templo nos ofrecen información sobre más de mil años de desarrollo de una de las ciudades etruscas más importantes».

En los próximos años, los científicos quieren estudiar más a fondo las diferentes fases de uso y la apariencia arquitectónica precisa del templo, para aprender más sobre la religión de los etruscos, las estructuras sociales en Vulci y cómo era la vida de los habitantes de la ciudad.

Te puede interesar

Comentar ()