Quizá no has oído hablar de Blue Origin (Origen Azul) la empresa creada por Jeff Bezos para ir al espacio. Es probable que en 1995 no supieras nada de Amazon y ahora compras con normalidad a través de su plataforma, pero en la mente del creador de ambas empresas, en el futuro, se hablará más de Blue Origin que de la omnipresente tienda online. Quizá hasta puede que tus descendientes trabajen en la empresa con la que Bezos quiere proyectar a la humanidad hacia el espacio. 

Crea y Divaga.

¿Por qué el hombre más rico del mundo apunta fuera de nuestro planeta? Bezos publica este jueves en todo el mundo Crea y divaga (Planeta) un libro en el que recopila memorias y reflexiones sobre su vida y sus proyectos. La respuesta a esta pregunta está en el pasado.

En julio de 1995 Bezos montó una librería en Internet llamada Amazon, la bombilla de su idea nació poco antes. «En 1994 poca gente había oído hablar de internet. Era una cosa de físicos y científicos. Nosotros lo usábamos poco pero me di cuenta de que su crecimiento anual era del 2300%. Cualquier cosa que crezca a ese ritmo, por diminuta que sea, se convertirá en algo grande», asegura el magnate. Estudió Internet y se dio cuenta que los libros eran el producto perfecto para venderse, porque ni las tiendas más grandes podrían meter un catálogo como el que se podía meter en la web. 

Por ideas como esta, Walter Isaacson, prologista del libro del Bezos destaca su excepcionalidad: «Cuando me preguntan quién, a día de hoy, está a la altura de genios innovadores como Leonardo da Vinci, Albert Einstein o Steve Jobs, no tengo ninguna duda, Jeff Bezos». Como con Amazon, Bezos ha visto como será el futuro y quiere ponerlo en práctica.

Bezos con la nave Blue Moon.

La idea de Bezos para mirar al espacio es sencilla. “Queremos ir al espacio para proteger este planeta. Por eso la empresa que creé se llama Blue Origin (Origen Azul) en honor al planeta azul del que venimos los seres humanos. Pero no queremos tener que vivir en una civilización estancada, que acabará siendo el auténtico problema si nos quedamos solamente en este planeta: ese es el problema a largo plazo”, afirma Bezos en el libro.

Con Blue Origin, Jeff Bezos quiere sentar las bases para el futuro de la humanidad. Su idea del futuro la pondrán en la práctica los hijos y nietos de los que ahora son niños. “Vamos a construir una vía para ir al espacio, y luego ocurrirán cosas asombrosas”, afirma. Esa vía es la que va a trabajar su empresa que se va a centrar en reducir los costes y mejorar la tecnología de lanzamientos espaciales.

Con este fin se han puesto como tara crear un sistema de cohetes suborbitales reutilizables, el New Shepard, llamado así en honor del primer estadounidense que viajó al espacio, y una lanzadera espacial de gran capacidad de carga, capaz de transportar personas y cargas pesadas de forma rutinaria hasta más allá de la órbita de la Tierra, llamada New Glenn, por el astronauta John Glenn.

Ciudad espacial ideada por Gerard K. O’Neill en 1977.

La idea de los humanos fuera de la Tierra de Bezos no está en bases lunares o marcianas. Bezos imagina el futuro de la humanidad en colonias en órbita en el espacio que sean autosuficientes. Su idea sigue las ciudades ideadas por el físico Gerard K. O’Neill en su libro de 1977 Ciudades del Espacio

En paralelo Bezos considera que la conquista del espacio debe estar orientada a la búsqueda de recursos para que la humanidad pueda seguir creciendo de manera ilimitada. Esos recursos, según el creador de Amazon están en la Luna y en Marte. Al satélite apunta el hombre más rico del mundo donde ya espera poder enviar su nave Blue Moom.