El primer satélite-telescopio de fabricación española que participa en la misión CHEOPS acaba de revelar la existencia de un sistema planetario único, formado por seis exoplanetas, cinco de los cuales se encuentran inmersos en una extraña «danza rítmica mientras orbitan su estrella central», según ha anunciado la Agencia Espacial Europea (ESA).

«Hay muchos países implicados en esta misión, pero España tiene un papel sobresaliente: el contratista principal del satélite fue Airbus (en su sede de Barajas), las operaciones de CHEOPS se controlan desde la sede de INTA desde Torrejón (que es donde están los ingenieros controlando las operaciones del satélite) y el seguimiento se hace con varias antenas españolas», Carlos Corral, Ingeniero principal de sistema de CHEOPS de la Agencia Espacial Europea (ESA) explica a El Independiente. «La contribución es bastante grande», añade.

Tras observar esta estrella con el Satélite de Sondeo de Exoplanetas en Tránsito (TESS) de la NASA, los astrónomos ya se esperaban que albergase dos o más exoplanetas. Ahora, nuevas observaciones de alta precisión con CHEOPS, lanzado en 2019, muestran que el sistema solar TOI-178 aloja al menos seis planetas con una disposición realmente única. El equipo ha publicado hoy sus resultados en Astronomy & Astrophysics.

Se descubren cada vez más exoplanetas y esos descubrimientos, a veces, nos sorprenden»

«Se descubren cada vez más exoplanetas y esos descubrimientos, a veces, nos sorprenden. Es el caso de este descubrimiento que pone en duda lo que se sabe de los sistemas planetarios», señala Corral. Una de las características especiales de TOI-178 que los científicos han podido desvelar con esta misión es que los planetas de este sistema —salvo el más cercano a la estrella— siguen una danza rítmica a lo largo de su órbita. Este fenómeno se conoce como resonancia orbital e implica la existencia de patrones que se repiten conforme los planetas giran alrededor de la estrella, haciendo que algunos de ellos queden alineados cada pocas órbitas.

«La parte más sorprendente de este descubrimiento es que estos planetas son un sistema planetario con cinco planetas que tienen unas órbitas que están en resonancia, esto es, que el periodo que tardan en dar una órbita alrededor de la estrella tienen relaciones simples entre ellos, uno tarda el doble de tiempo en hacer la órbita o el triple», explica el ingeniero. «Este sistema descubierto tiene resonancia pero su densidad no es la esperada. A diferencia de nuestro sistema solar en el que los planetas más densos están más cerca de la estrella y los gaseosos más lejos, esto no ocurre en este sistema: Hay un cuerpo con menor densidad cerca de la estrella y no se entiende muy bien qué tipo de formación de sistema planetario ha podido llevar a este resultado», asegura.

La misión tiene previsto observar 500 estrellas con exoplanetas asociados alrededor»

La enorme variación en la densidad de los planetas podría explicarse si se hubieran producido eventos catastróficos, como grandes impactos, pero en tal caso el sistema TOI-178 no presentaría un patrón tan armónico. Revelar la compleja arquitectura de TOI-178, que desafía las actuales teorías de formación planetaria, ha sido posible gracias a casi 12 días de observaciones con CHEOPS (11 días de observaciones continuas y otras dos más breves).

Este es la primera gran aportación de esta misión cuya vida depende de la del satélite que, por su nivel de combustible, «podría llegar a prorrogarse hasta dentro de cinco años», asegura Corral. «La misión tiene previsto observar 500 estrellas con exoplanetas asociados alrededor, pero claro no sabemos los que podemos descubrir», concluye.