Los fabricantes de teléfonos saben que la batería es uno de los elementos más importantes para los usuarios a la hora de comprar un terminal. El uso diario y casi continuado que le damos a los dispositivos hace que cada vez les exijamos más y más y que busquemos móviles con baterías más potentes que resistan nuestros largos días.

Actualmente, muchos tiramos de las baterías externas cuando nos encontramos fuera de casa y de la oficina, pero eso no quita para que siga siendo un incordio el tener que llevar en el bolso un cargador o un elemento extra para momentos de emergencia.

Lo ideal sería no tener que cargar el móvil en todo el día, independientemente del uso que le diésemos. Como eso de momento parece que no lo van a ver nuestros ojos, lo que podemos hacer es echar mano de unos ‘trucos’ más que recomendables que pueden alargar unas horas la ‘vida’ de nuestros dispositivos. Dependiendo del día, lo vamos a agradecer.

A continuación se proponen una serie de cambios. Algunos son muy sencillos y no os costarán nada. Al contrario, os ayudarán a ahorrar energía y a conseguir que el dispositivo no se muera tan rápido.

Lo primero que debes hacer es conocer en qué se está gastando tu teléfono la batería, es decir, qué aplicaciones o elementos del dispositivo son los que más consumen. A partir de ahí podrás tomar ciertas decisiones.

Normalmente, la pantalla suele ser uno de los elementos que más gasto suele hacer, tanto en dispositivos Android como en iPhone; y con respecto a las aplicaciones, WhatsApp, Facebook, YouTube o Skype se llevan la palma. Para ver el consumo de energía en Android debes ir Ajustes > Administración de la batería > Uso de batería y en iPhone entra en Configuración > General > Uso > Uso de la batería.

Si no lo estás utilizando, desactiva el GPS y cualquier aplicación que te pida tu localización, ya que este es uno de los servicios que más batería consumen. Es muy importante utilizarlo solo cuando sea necesario.

Se activa y desactiva de forma rápida y sencilla, así que no tenemos excusa para controlar el GPS a nuestro antojo, incluso en las distintas aplicaciones. Debemos entrar en Configuración > Privacidad > Localización. Desde aquí podremos cambiar la opción de ubicación en todas nuestras aplicaciones.

Otro ajuste que también podemos configurar de forma rápida y sencilla es el brillo de la pantalla. Solo con disminuir el brillo en momentos en los que no estemos prestando atención al móvil, por la noche o cuando nos vamos a dormir, algo que también nos va a favorecer para conciliar el sueño, se va a notar en el consumo de la batería, aunque os aconsejamos no superar el 30 por ciento de luminosidad de forma habitual.

La pantalla, como os decíamos antes, consume mucha energía, así que cuanto menos brillo tenga, menos gastará. En Android podemos reducirlo manualmente en Ajustes > Pantalla y brillo. En iOS la intensidad se ajusta en Configuración > Centro de control.

Cuando estableces el bloqueo de pantalla tienes que procurar no darle al teléfono mucho tiempo hasta el bloqueo, es decir, tienes que hacer que la pantalla se vaya a negro lo antes posible para que de esa forma el teléfono se bloquee cuanto antes. Lo que buscamos es que pase poco tiempo entre la inactividad del dispositivo y el bloqueo para que la pantalla no consuma energía.

Lo único que tienes que hacer es, en iOS, entrar en Configuración > Bloqueo automático > Selecciona cuánto tiempo, y, en Android, ir a Ajustes > Pantalla >Apagar > Selecciona cuánto tiempo.

Si no es una función imprescindible para vosotros, os aconsejamos que la desactivéis, porque sí, la vibración también gasta batería. Si sueles tener activado el sonido en el móvil, nuestra recomendación es evitar la vibración en las llamadas, en las notificaciones para mensajes, o incluso cuando presionas la pantalla y escribes.

La mayoría de las aplicaciones que descargamos en nuestro móvil suelen ofrecerle al usuario la posibilidad de enviarle notificaciones. Si te fijas, cuando te llegan avisos o notificaciones el móvil se activa, ya bien sea iluminando la pantalla cuando está bloqueada o reproduciendo algún tipo de sonido, por ejemplo. Esto lo hace, obviamente, para avisarte, y esto, como te imaginarás, consume energía.

Por lo tanto, para ahorrar batería y datos lo suyo es evitar que las aplicaciones funcionen en segundo plano. Para hacer la modificaciones pertinentes en nuestro móvil tenemos que ir a Configuración > General > Actualización en segundo plano.