Congreso Internacional de Inteligencia Artificial

Inteligencia Artificial

Así actúa la Inteligencia Artificial para predecir los volcanes

Involcan, ha informado de una nueva rotura del cono del volcán de Cumbre Vieja, hoy lunes en La Palma, lo que ha provocado más desbordamientos de lava y desprendimientos

Involcan, ha informado de una nueva rotura del cono del volcán de Cumbre Vieja, hoy lunes en La Palma, lo que ha provocado más desbordamientos de lava y desprendimientos EFE

La Inteligencia Artificial es una de las grandes herramientas en las que se apoyan los vulcanólogos y científicos para anticiparse a las erupciones volcánicas. De hecho, el volcán de La Palma, que ya va para casi dos meses expulsando lava, pudo predecirse gracias a la tecnología.

Es más que probable que sin las oportunidades que brinda la inteligencia artificial los expertos hubieran tardado más tiempo en detectar la actividad volcánica que se produjo en la isla canaria. 

De hecho, días anteriores la tecnología repartida por toda la isla advirtió a los expertos de Involcan que se produciría la explosión dentro de la Tierra, provocando unas imágenes que hacía varias décadas que no se veían.

Como se subrayaba anteriormente, la inteligencia artificial es uno de los pilares en los que se apoyan los científicos y para monitorizar el desarrollo de la erupción de Cumbre Vieja, el programa emplea satélites ópticos, satélites radar y satélites de vigilancia atmosférica para controlar la nube de deposiciones que hay alrededor del volcán.

La nueva tecnología empleada permite a la ciencia crear nuevos modelos y alternativas que permiten monitorizar la actividad sísmica y volcánica a través de servidores y ordenadores que son capaces de interpretar las señales sísmicas.

El avance tecnológico permite crear algunas alternativas que permiten descargar de trabajo a los humanos. Se están creando, además, proyectos de machine learning, con el objetivo de que un servidor o un ordenador aprenda a interpretar las señales sísmicas.

La investigadora Juliet Biggs diseñó recientemente una red neuronal capaz de procesar unas 30.000 imágenes satelitales de más de 900 volcanes y durante su última prueba seleccionó 100. De éstas, 39 mostraron distorsiones reales del suelo, lo que significa que la inteligencia artificial había reducido la carga de trabajo de los vulcanólogos en un factor de casi 10. 

Otro estudio realizado por la NASA subraya que la introducción de la inteligencia artificial en la detección de las explosiones volcánicas mejora las predicciones al hacer con estas técnicas una medición de todo el calor que sale de un volcán, ya que la mayor parte de la energía volcánica se libera en forma de calor, a través de satélites.

Esta red fue diseñada en 2002 y desde entonces se ha utilizado en Ontake en Japón, Ruapehu en Nueva Zelanda, Calbuco en Chile, Redoubt en Alaska y Pico do Fogo en Cabo Verde. La inteligencia artificial logró captar tendencias crecientes de la temperatura dos años antes de que se produjera la erupción, según los propios expertos que trabajan en dicho sistema.

Te puede interesar

Comentar ()