Araña creando seda de araña

Xampla

Investigación

Seda de araña vegetal para sustituir plásticos de un solo uso

Los desechos plásticos en el medio natural son un problema para los ecosistemas. El 42% del plástico utilizado en el mundo se destina al empaquetado de alimentos y productos. Son plásticos de un solo uso apenas pasan unos minutos en nuestras manos pero tardan cientos de años en descomponerse.

Investigadores de la Universidad de Cambridge se han fijado en las arañas que llevan millones de años creando un material resistente y flexible que puede sustituir al plástico: la seda de araña.

Los científicos han sido capaces de crear un polímero que imita las propiedades de la seda arácnida usando proteínas de las plantas. Por medio de un proceso muy eficiente pueden usar proteínas vegetales para ensamblarlas en materiales que imitan la seda a nivel molecular.  

El resultado es una película similar al plástico que se puede fabricar a escala industrial. El material resultante es compostable en el hogar, mientras que otros bioplásticos requieren instalaciones de compostaje industrial para degradarse. Los resultados de su investigación se han publicado en la revista Nature Communications .

El nuevo producto será comercializado por Xampla, una empresa derivada de la Universidad de Cambridge que desarrolla reemplazos para plásticos y microplásticos de un solo uso. La compañía presentará una gama de sobres y cápsulas de un solo uso a finales de este año, que pueden reemplazar el plástico que se usa en productos cotidianos como tabletas para lavavajillas y cápsulas de detergente para ropa. 

Durante muchos años, el profesor Tuomas Knowles del Departamento de Química Yusuf Hamied de Cambridge ha investigado el comportamiento de las proteínas. Gran parte de su investigación se ha centrado en lo que sucede cuando las proteínas se pliegan mal o se «comportan mal», y cómo esto se relaciona con la salud y las enfermedades humanas, principalmente la enfermedad de Alzheimer.

«No nos propusimos resolver un desafío de sostenibilidad; nos motivó la curiosidad sobre cómo crear materiales fuertes a partir de interacciones débiles», Tuomas Knowles del Departamento de Química Yusuf Hamied de Cambridge

«Normalmente investigamos cómo las interacciones de proteínas funcionales nos permiten mantenernos saludables y cómo las interacciones irregulares están implicadas en la enfermedad de Alzheimer«, dijo Knowles, quien dirigió la investigación actual. «Fue una sorpresa descubrir que nuestra investigación también podría abordar un gran problema de sostenibilidad: el de la contaminación plástica«.

Los investigadores replicaron con éxito las estructuras encontradas en la seda de araña utilizando aislado de proteína de soja, una proteína con una composición completamente diferente. «Debido a que todas las proteínas están hechas de cadenas polipeptídicas, en las condiciones adecuadas podemos hacer que las proteínas vegetales se autoensamblen como la seda de araña», dijo Knowles. «En una araña, la proteína de la seda se disuelve en una solución acuosa, que luego se ensambla en una fibra inmensamente fuerte a través de un proceso de hilado que requiere muy poca energía».

«Esta es la culminación de algo en lo que hemos estado trabajando durante más de diez años, que es comprender cómo la naturaleza genera materiales a partir de proteínas«, dijo Knowles. «No nos propusimos resolver un desafío de sostenibilidad; nos motivó la curiosidad sobre cómo crear materiales fuertes a partir de interacciones débiles».

Te puede interesar

Comentar ()