Investigación

El núcleo de la Tierra se frena y podría estar invirtiéndose

Esquema geológico del interior de la Tierra

Esquema geológico del interior de la Tierra ep

La rotación del núcleo interno sólido de la Tierra puede haberse detenido recientemente y podría estar invirtiéndose, según un estudio publicado en  Nature Geoscience y basado en el estudio de datos de terremotos registrados en la Tierra desde 1960. La investigación apunta a que los cambios en la rotación podrían ocurrir en una escala decenal y podrían ayudar a nuestra comprensión de cómo los procesos en las profundidades de la Tierra afectan a su superficie.

Yi Yang y Xiaodong Song analizaron la diferencia en la forma de onda y el tiempo de viaje de las ondas sísmicas de terremotos casi idénticos que atravesaron el núcleo interno de la Tierra a lo largo de caminos similares desde la década de 1960. Descubrieron que desde alrededor de 2009, las rutas que anteriormente mostraban una variación temporal significativa han mostrado pocos cambios, lo que sugiere que la rotación del núcleo interno se ha detenido.

Song lleva años estudiando el núcleo de la Tierra, para lo que usa una tecnología que reúne datos no del choque inicial de un terremoto, sino de las ondas que resuenan en las secuelas del terremoto. El terremoto es como un martillo que golpea una campana; de forma que igual que se escucha el tono claro que resuena tras golpear la campana, los sensores sísmicos recogen una señal coherente con la coda del terremoto.

Xiaodong Song
Xiaodong Song University of Illinois

«Este patrón globalmente consistente sugiere que la rotación del núcleo interno se ha detenido recientemente», afirman los autores en la investigación. «Hemos comparado este patrón reciente con los registros sísmicos de Alaska de los de las Islas Sandwich del Sur que se remontan a 1964 y parece estar asociado a una oscilación de aproximadamente siete décadas, con otro punto de inflexión a principios de la década de 1970″, añaden.

Los autores indican que esta variación se correlaciona con cambios en las observaciones geofísicas en la superficie de la Tierra, como el campo magnético y la duración del día, que llevaría años acortándose en algunas fracciones de segundo.

El núcleo interno de la Tierra está separado del resto de la Tierra sólida por el núcleo externo líquido, lo que le permite rotar de manera diferente a la rotación de la Tierra misma. El giro del núcleo interno es impulsado por el campo magnético generado en el núcleo externo y equilibrado por los efectos gravitacionales del manto. Saber cómo gira el núcleo interno podría dar las claves sobre cómo interactúan estas capas. 

Te puede interesar

Comentar ()