Medio Ambiente

España volvió a aumentar en 2017 la emisión de gases de efecto invernadero

España emitió 344 millones de tons de CO2 en 2017, tras aumentar un 12,2% la energía y reducir un 7,7% en agricultura

logo
España volvió a aumentar en 2017 la emisión de gases de efecto invernadero
El diésel se muere.

Los vehículos diésel generan emisiones de dióxido de nitrógeno muy superiores a las de los motores de gasolina. EFE

Resumen:

La economía española aumentó sus emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en 2017 en un 2,6% más respecto al año anterior y en total emitió 344 millones de toneladas de GEI a la atmósfera, según el avance de las Cuentas medioambientales publicado este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Según la ‘Cuenta de emisiones a la atmósfera: avance 2017 y año 2016‘ del INE, el año 2017 rompió la tendencia a la reducción de las emisiones que comenzó en 2008, cuando se emitieron 416,4 millones de toneladas de CO2 y que continuó -salvo en 2015 cuando hubo un ligero repunte”- hasta 2016, cuando la economía española emitió 335,1 millones de toneladas de GEI.

Entre los principales GEI, el dióxido de carbono (CO2), el metano (CH4) y el Óxido nitroso (N2O), el primero, el CO2 registró un aumento de las emisiones a la atmósfera en un 3,8%; las de metano, un 0,9% y el óxido nitroso, un 4,1%.

el suministro de energía eléctrica, gas, vapor, aire acondicionado y agua fue el que más aumentó sus emisiones, con un 12,2%,

Precisamente, según las cuentas del INE, las emisiones de CO2 fueron las que más contribuyeron a aumentar la tasa de variación anual y aportaron 3,116 puntos al crecimiento. Por el contrario, las de otros GEI, como los hidrofluorocarbonos (HFC), los perfluorocarbonos (PFC) y el Hexafluoruro de azufre (SF6) se redujeron en un 21% y tuvieron la mayor influencia negativa (-0,769 puntos).

Por sectores, el suministro de energía eléctrica, gas, vapor, aire acondicionado y agua fue el que más aumentó sus emisiones, con un 12,2%, seguido por las industrias extractivas, con un 6,6% más emisiones que en 2016. Los hogares también emitieron más, un 1%. Por el contrario, el sector de la agricultura, ganadería, selvicultura y pesca fue el grupo que más retrajo sus emisiones, en un 7,7%.

Industria manufacturera la que más emitió

Si bien, la industria manufacturera fue el que más GEI emitió, con el 24,7% del total; seguido por el 23,1% del total de emisiones que representa el suministro de energía eléctrica, gas, vapor, aire acondicionado y agua y, el tercer puesto lo ocupan los hogares, con un 20,9%.

En cantidades absolutas, la industria manufacturera emitió 77,8 millones de toneladas; los hogares 68,4 millones; el suministro de energía eléctrica gas, vapor, aire acondicionado y agua (67,3 millones). En su conjunto, los tres sectores concentraron el 74,8 % del total de emisiones de CO2 a la atmósfera.

Mientras, la agricultura, ganadería, selvicultura y pesca emitió la mayor parte del metano y del óxido nitroso. En concreto, el 59,5% del total de CO2 equivalente de metano y el 76,1% de óxido nitroso.

Estas no son las únicas emisiones contaminantes que España lanzó a la atmósfera en 2017, ya que otros, como el óxido de nitrógeno (NOx), que incluyen al monóxido de nitrógeno (NO) y el dióxido de nitrógeno (NO2). En total, las emisiones de NOx llegaron a 913 miles de toneladas de dióxido de nitrógeno equivalente en 2016, un 4,9% menos que 2015.

Por sectores, el INE apunta que la mayor cantidad de óxidos de nitrógeno emitidas procedieron del transporte y el almacenamiento (239,7 miles de toneladas NO2 equivalentes), la Agricultura, ganadería selvicultura y pesca (216,4 miles de toneladas) y los hogares, 170,6. En total, los tres sumaron el 68,7%del total.

Micropartículas

Por otro lado, las emisiones de diámetro aerodinámico de menos de 10 micras (PM10) también crecieron en 2016, hasta 202,3 miles de toneladas, un 1,3%  más que el año anterior. Por sectores, la mayor parte correspondió al sector agricultura, ganadería, selvicultura y pesca, con 91,2 miles de toneladas, y los hogares, 64,2 miles de toneladas. Ambos concentran el 76,9% del total.

La Contabilidad Medioambiental es una operación estadística de síntesis que integra la información medioambiental en el sistema central de Cuentas Nacionales y que sigue la metodología del Sistema de Contabilidad Económica y Ambiental Integrada (SCEAI) desarrollado por Naciones Unidas, que constituye el marco conceptual de la CMA.