Medio Ambiente | Valencia

Los valencianos, por fin dueños del Gigante de Piedra

El enclave natural del pico de la Penyagolosa, en Castellón, se convierte ahora en bien de dominio público tras ser adquirido por la Generalitat

logo
Los valencianos, por fin dueños del Gigante de Piedra
Cima del Penyagolosa, en Castellón.

Cima del Penyagolosa, en Castellón.

Resumen:

Un enclave natural único de 150 hectáreas que conforma el segundo pico más alto de la Comunidad Valenciana -después del Cerro Calderón- se convierte ahora en patrimonio público tras su adquisición por parte de la Generalitat.

La cantidad abonada por este paraje de 1.813 metros de altura, que ahora dejará de ser privado, asciende a 1,14 millones de euros. El gobierno de Puig pasa, por tanto, a detentar un tercio del entorno natural de la Penyagolosa en el término municipal de Xodos, lugar de referencia de excursionistas y conocido por su forma como el Gigante de Piedra (Gegant de Pedra).

En concreto, la parte adquirida ha sido la de la finca privada del Mas de Sanahuja, donde se ubica la caseta forestal y la senda de acceso al famoso pico.

Tras hacerse efectivo el proceso de compra el pasado mes de diciembre -tras dos años rondando la acción- el socialista Ximo Puig asistió este domingo a un acto simbólico en la cumbre, donde aseguró que la adquisición del pico de Penyagolosa por parte del gobierno autonómico en el marco de su plan de lucha contra la despoblación rural, contribuye a preservar el patrimonio cultural de la sociedad valenciana.

Se trata de “una de las partes del patrimonio de la Comunitat más impresionantes, pero también uno de los símbolos valencianos” que tiene “un valor sentimental para todos nosotros”.

El Gigante de Piedra pertenece a la Red Natural 2000, por lo que cuenta con zonas de protección para especies sensibles y, además, alberga el santuario de Sant Joan de Penyagolosa, lugar conocido para el peregrinaje local.