Donde antes había agua estancada, ahora hay árboles verdes, peces y aves de todos los colores. El río Manzanares ha recuperado su esplendor en los últimos años gracias a un proceso de renaturalización, un modelo que ahora puede exportarse a otros cinco cauces urbanos de España.

“La renaturalización del Manzanares es el primero que hemos hecho, pero ahora tenemos sobre la mesa nuevos proyectos”, explica a este periódico Santiago Martín Barajas, de Ecologistas en Acción. Esta confederación española presentó en 2016 un plan para revivir el Manzanares y ha conseguido que el nuevo Ayuntamiento de la capital haya aprobado por unanimidad la continuidad del proyecto. Un éxito para el río y para la ciudad, que disfruta ahora de un cauce sano y lleno de fauna y flora. Así lo demuestran las siguientes imágenes del antes y el después.

El río a su paso por el Puente de Toledo:

El río a su paso por el Puente de San Isidro:

Ecologistas en Acción, que logró además hace un año la reapertura de la presa 9, tiene ahora cinco proyectos similares al del Manzanares, aunque puede que algunos no se lleguen a concretar. Algunos están ya en fases avanzadas, pero otros están parados. Y es que estos planes tienen que contar con el visto bueno de varias administraciones como ayuntamientos o confederaciones hidrográficas.

¿Cuáles son los otros ríos que quiere renaturalizar ahora Ecologistas en acción?

  1. Río Genil: este río nace en las montañas de Sierra Nevada y desemboca en el Guadalquivir a su paso por la provincia de Córdoba. El tramo que se quiere renaturalizar es en la ciudad de  Granada, donde el cauce es puro hormigón. “Tenemos poco avanzado en este caso, pero sí hay voluntad política de los diferentes grupos. En la campaña todos mostraron su intención”, señala Barajas,  de Ecologistas en Acción. “Pero estamos bastante atrasados en este caso”.
  2. Río de Oro: este río que nace en  Marruecos desemboca en la ciudad autónoma de Melilla en el Mar de Alborán. “Este proyecto está aprobado y lo va a llevar a cabo la empresa Tragsa”, indica Barajas. “Pero teóricamente iba a empezar en abril y todavía no ha comenzado”. El tramo que se va a renaturalizar es de unos cinco kilómetros, desde la frontera con Marruecos hasta la desembocadura
  3. Río Besós: frontera entre los municipios de Barcelona y Badalona, este río nace en la localidad de Montmeló y sus aguas llegan hasta el Mediterráneo. “Este proyecto es uno de los que más atrasados van. Estamos con el plan todavía y no está aprobado”, explica Barajas, que coordina todos estos diseños. “No sabemos lo que puede pasar con este tramo urbano”.
  4. Río Castaños: también conocido como río Galindo cuando entra en Barakaldo,  estas aguas nacen en la sierra vizcaína de Sasiburu y llegan hasta la ría de Bilbao.  El objetivo aquí es el mismo: limpiar el cauce, formar orillas y que nazcan de forma natural árboles y arbustos. “En este caso hemos mantenido reuniones con la Agencia Vasca del Agua y va por buen camino, pero todavía tenemos que ajustar lo que se va a hacer”, cuenta Barajas.
  5. Río Isuela: con unos 40 kilómetros de longitud, este río nace el Pirineo oscense, atraviesa la ciudad de Huesca y desemboca después en el río Flúmen. Ecologistas en Acción quiere renaturalizar el tramo de Huesca capital y para ello ha lanzado una encuesta a los ciudadanos para conocer sus propuestas. De momento, este proyecto está todavía muy verde. “Está muy atrasado y todavía tardará bastante”, lamenta el activista de Ecologistas en Acción.

A continuación, una galería de fotos de Ecologistas en Acción sobre algunas de las especies animales que viven en el renaturalizado tramo del Manzanares: