El presidente del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), Hoesung Lee, ha pedido colaboración entre políticos y expertos, durante la inauguración oficial de la XXV Conferencia de las Partes de Cambio Climático de la ONU (COP25), que se celebra del 2 al 13 de diciembre en Madrid: «¡Dígannos qué necesitan de nosotros, los científicos!», ha reclamado.

Según ha afirmado, los expertos quieren trabajar «mano a mano» con los políticos y gobernantes para que no se produzca una «desconexión» sobre el «reto» del cambio climático.

«Es muy complejo tomar medidas, los procesos son complicados, nos damos cuenta del reto que tienen ustedes para lograr el cambio sin precedentes que necesita la sociedad a corto y largo plazo, dígannos qué necesitan de nosotros, los científicos», ha reclamado durante su intervención en la inauguración de la COP25.

«Creemos que nuestro trabajo ha llegado al núcleo de todos los negociadores y ha superado las barreras a nivel científico; a pesar de que ha mejorado la comprensión del cambio climático, es evidente que no estamos haciendo suficiente, ni nos acercamos a lo suficiente para poder dirigirla», ha comentado Lee, que insiste en que el IPCC sigue trabajando en las «pruebas científicas» que necesitan los gobernadores sobre esta materia.

El presidente del IPCC, que ha recordado las «terribles» consecuencias que tiene el cambio climático sobre la existencia de la Humanidad, ha advertido de que «estamos haciendo lo contrario» para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, y ha alertado del «efecto cascada» que tiene el cambio climático. «El mundo sufrirá de estas herencias de inversión tan erróneas y habrá incertidumbre mayor derivada del cambio climático», ha lamentado.

En este sentido, ha enumerado algunas de estas consecuencias, como la amenaza de la seguridad alimentaria por el aumento de competencia por las tierras o las pérdidas de biodiversidad y ecosistemas. «La paz en la Tierra se verá en entredicho», ha concluido.