La activista sueca Greta Thunberg regresó ayer a la Cumbre del Clima de Madrid (COP25) para «dar voz a los científicos», una parte esencial, según dijo, para comprender el cambio climático. La cumbre llega este miércoles a su décima jornada y tan sólo restan tres días para la clausura de la reunión, prevista para el día 13, en la que también participará la mediática activista, de 16 años.