La contaminación en Madrid ha descendido un 35% en una semana, debido a la reciente declaración del Estado de Alarma y una situación meteorológica inestable que contribuyen a mejorar la calidad del aire de la ciudad, tal y como se puede comprobar en la sección de Calidad del Aire de eltiempo.es.

Actualmente se conocen los datos del óxido de nitrógeno, que es el componente que mide el Ayuntamiento y el contaminante principal asociado al tráfico de la gran ciudad. Con respecto al C02, que sería el gas invernadero provocado por el tráfico y la actividad industrial de un país, «no hay todavía datos, pero empezarán a conocerse dentro de unos días» cuenta el meteorólogo José Miguel Viñas, de Meteored.

Además del descenso del tráfico, la bajada de la actividad industrial, que se va a limitar bastante más, «repercutirá en las emisiones». Por consiguiente estas se van a reducir, puesto que «hay una relación directa entre la cantidad de vehículos circulando y los niveles de producción de las mismas «, explica el meteorólogo.

A la reducción del tráfico se suma otra circunstancia: el cambio de tiempo, puesto que la contaminación «tiene tendencia a desplazarse fuera de la ciudad, ya que va a aparecer el viento», cuenta José Miguel Viñas. En principio, el tiempo es favorable para que en los entornos urbanos no haya una situación que fomente la propagación de la contaminación.

Durante el mes de febrero, con temperaturas altas y anticiclón, la capital tuvo 17 días con índice del aire regular, 10 días con mala calidad del aire, y uno muy malo, a causa de la calima, y tan solo una jornada con buena calidad del aire.

La situación meteorológica es un condicionante clave, tal y como apunta Mar Gómez, responsable del área de meteorología de eltiempo.es: «Cuando tenemos un anticiclón estancado, a pesar de que los contaminantes se reduzcan, estos permanecen ya que no se produce ventilación del aire. Si a esto le añadimos una inversión térmica, se crea una especie de “tapadera” que impide que estos se dispersen».

«La presencia de una DANA en nuestro país con fuertes lluvias, tormentas y viento ha contribuido, junto con la reducción de emisiones a la mejora de la calidad del aire en la ciudad», explica Mar Gómez.

Las restricciones en Italia mejoran la calidad del aire

Las restricciones impuestas en Italia debido a la crisis del coronavirus han generado una disminución de la contaminación del aire, específicamente de las emisiones de dióxido de nitrógeno (NO2), que es particularmente visible en el norte de Italia y que coincide con su bloqueo nacional para evitar la propagación del virus.

Así lo ponen de manifiesto los últimos datos del satélite de la ESA, Copernicus Sentinel 5-P. «La disminución de las emisiones de dióxido de nitrógeno en el valle del Po en el norte de Italia es particularmente evidente», comenta Claus Zehner, gerente de la misión Copernicus Sentinel-5P de la ESA.

En este sentido, precisa que aunque podría haber ligeras variaciones en los datos debido a la capa de nubes y al cambio climático, están seguros muy seguros de que la reducción de emisiones que ven coincide con el bloqueo en Italia, que causa menos tráfico y actividades industriales.

«Copernicus Sentinel-5P Tropomi es el instrumento más preciso hoy en día que mide la contaminación del aire desde el espacio. Estas mediciones, disponibles a nivel mundial gracias a la política de datos gratuitos y abiertos, proporcionan información crucial para los ciudadanos y los responsables de la toma de decisiones», recuerda Josef Aschbacher, director de Programas de Observación de la Tierra de la ESA.

La enfermedad del coronavirus (COVID-19) fue declarada recientemente pandemia por la Organización Mundial de la Salud, con cerca de 180.000 casos actuales de la enfermedad reportados a nivel mundial. En Italia, el número de casos de coronavirus se ha disparado de una manera alarmante, convirtiéndolo en el país con el mayor número de casos fuera de China.

En un intento por reducir la propagación de la enfermedad, el primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, anunció el cierre de todo el país, cerrando escuelas, restaurantes, bares, museos y otros lugares en todo el país.