Medio Ambiente

Murcia pendiente del cielo: "Una DANA podría ser el remate del Mar Menor"

La lluvia en Sagunto ha esta semana ha arrastrado al mar todo tipo de objetos y sedimentos.

La lluvia en Sagunto esta semana ha arrastrado al mar todo tipo de objetos y sedimentos. EFE/ Biel Aliño

La crisis ambiental vivida el paso mes de agosto en el Mar Menor no está cerrada. La contaminación que la causó no sólo no se ha ido sino que continúa llegando al mar. Sobre la mesa no se han puesto soluciones a corto plazo. La única propuesta en firme -dragar una de las golas que conecta la laguna salada con el Mediterráneo- es motivo de disputa política y científica. Entrados en el mes de septiembre y la inestabilidad atmosférica característica de este mes la preocupación se está ahora en que unas lluvias torrenciales sean la puntilla de la laguna.

Fuentes de Gobierno murciano aseguran a El Independiente que en el ejecutivo se vive con preocupación la situación atmosférica que ha traído la DANA que ahora mismo está presente en la península. El temor a unas inundaciones está justificado en los antecedentes catastróficos del Mar Menor. La mortalidad de peces de 2019 estuvo ocasionada, principalmente, por la gran cantidad de sedimentos que las inundaciones causadas por la DANA arrastraron hasta la laguna.

«Sería la puntilla en un ente gravemente enfermo. Desde 2016 no se ha hecho nada, se ha seguido machacando al Mar Menor. Este año hemos asistido a una mortalidad de peces mucho mayor que la de 2019 con la DANA, pero ahora hemos tenido un mortalidad de pece mayor sin DANA. Pues ahora imagina que como está el Mar Menor de contaminantes se suma una DANA podría ser el remate, lo dejaría muy maltrecho», explica Julio Barea, doctor en Hidrogeología y responsable de la campaña de agua de Greenpeace. Los colectivos ecologistas y los vecinos tienen muy presente la amenaza de lluvias torrenciales que son recurrentes en la zona.

«La DANA es una situación que puede producir lluvias muy fuertes o actividad tormentosa. Si nos fijamos en las tendencias el mes de septiembre quitando esta semana no se aprecian anomalías desde el punto de vista de precipitaciones», explica el delegado de la Agencia Española de Meteorología (AEMET) Juan Esteban Palenzuela. «Pero eso no quita que puedan ocurrir», añade.

La posibilidad de lluvias torrenciales, más allá de la DANA que ahora mismo hay en la península, va a amenazar al Campo de Cartagena durante estos meses, especialmente en septiembre. «Es un mes de transición y es muy complicado de predecir, la atmósfera está en desequilibrio. En global el mes va a ser seco, pero eso no quita para que caigan 200 litros en dos horas en un punto. Las previsiones promedian por estadísticas y se estima que este va a ser más cálido, pero eso no quita que la atmósfera descargue un día con intensidad», explica el meteorólogo Francisco Martín de Meteored.

Según Martín el mayor peligro de lluvias torrenciales lo pone el mar que está muy cálido y se den las circunstancias. «El Mediterráneo pone la gasolina, no hace falta una DANA, sólo con que se den los ingredientes. Por ejemplo en Benicasim el otro día no había DANA, pero había humedad, inestabilidad y zona de convergencia y se produjeron las lluvias», afirma el meteorólogo. 

Te puede interesar

Comentar ()