Medio Ambiente CUMBRE DEL CLIMA

El fracaso de la lucha contra el carbón: los países que más contaminan no firman el acuerdo

Imagen de una planta energética que funciona con carbón, en Alemania

Imagen de una planta energética que funciona con carbón, en Alemania EFE/EPA/FRIEDEMANN VOGEL

China, India y Estados Unidos son los países que más cantidad de CO2 procedente del carbón emiten a la atmósfera. Y China, India y Estados Unidos son los principales países que se han negado a firmar en la Cumbre del Clima de Glasgow, la COP26, un acuerdo para reducir el carbón en los planes energéticos.

El gobierno británico, anfitrión de la Cumbre, ha explicado este jueves que unos 40 países, entre ellos España, se han adherido a una declaración que promueve el final de la construcción de nuevas centrales eléctricas de carbón y que aboga por fuentes de energía limpia. En total hay 190 gobiernos nacionales, regionales y empresas que han firmado el compromiso. Entre ellos están países como Polonia, Vietnam y Chile.

Sin embargo, llama poderosamente la atención la ausencia de China, India y Estados Unidos, los tres países que más contaminan con el carbón. Según datos de Global Carbon Project, China emitió 7.421,101 toneladas de CO2 procedente del carbón en 2020. Le siguen India (1587,552 toneladas), Estados Unidos (888,649) y Japón (402,979). España está en el puesto 44 de la lista con 10,943 toneladas de CO2 emitidas por el carbón.

«El fin del carbón está cerca»

Entre los compromisos adquiridos por los firmantes, destaca que los países deberán poner fin a todas las inversiones que contemplen la apertura de nuevas plantas que utilicen carbón y que deberán apostar por las energías limpias. El documento también contempla eliminar gradualmente la energía del carbón en la década de 2030 en los países más ricos del mundo y en la década de 2040 para el resto del mundo. Además, se debe garantizar que el cambio de la energía del carbón sea justo y beneficie a los trabajadores y a las comunidades.

«El fin del carbón está a la vista», ha proclamado el presidente de la COP26, el político británico Alok Sharma. «Los países están dando la espalda al carbón y avanzan hacia fuentes de energía más baratas y renovables», ha añadido el que fuera ministro británico de Empresas y Energía.

Sharma ha destacado que en la primera semana de la Cumbre del Clima se han movilizado cerca de 18.000 millones de dólares en nuevos fondos para financiar la transición energética. Además, según datos aportados por el presidente de la COP26, los proyectos de nuevas plantas de carbón a nivel global se han reducido en un 76 % desde 2015.

El director del think tank climático Ember, Dave Jones, ha celebrado el acuerdo y ha puesto de relieve que haya países como Polonia, Marruecos o Sudáfrica que se hayan adherido. «Polonia es el último gran bastión del carbón en Europa. En África, Sudáfrica y Marruecos son responsables del 95% de la generación de carbón de África, por lo que esto hará que el continente se convierta en libre de carbón», ha indicado.

Greenpeace: «Un mal día para el carbón, pero no tan malo»

Desde la ONG Greenpeace han aplaudido el acuerdo, aunque son muy escépticos por la ausencia de los grandes contaminadores en la firma del documento. «Esto es un clavo más en el ataúd del carbón, pero sólo uno, y el ataúd aún no está sellado. Sí, hay algunos países importantes que han firmado, como Vietnam y Egipto. Esto es una prueba más de que el carbón se está muriendo y de que el final está a la vista», indican desde la organización.

«Pero sin Estados Unidos, Australia, China e India, sigue existiendo el peligro real de que el final no llegue lo suficientemente pronto. Así que, si eres el ejecutivo de una empresa de carbón, hoy es un mal día. Pero no tan malo como debería serlo».

Te puede interesar

Comentar ()