Medio Ambiente Investigación de ecologistas

España exporta a países pobres pesticidas prohibidos en la UE por su daño ambiental

Greenpeace y al ONG suiza Public Eye denuncian que la Unión Europea y Reino Unido planificaron la exportación de más de 3.800 toneladas de neonicotinoides solo entre septiembre y diciembre de 2020. De territorio español salieron, al menos, 418 toneladas (el 11%).

España exporta a los países pobres pesticidas prohibidos en la UE.

España exporta a los países pobres pesticidas prohibidos en la UE. Piqsels

En la Unión Europea están prohibidos. Los neonicotinoides son un grupo de pesticidas que matan a las abejas, la especie animal considerada más importante por su labor polinizadora. De ella dependen más de 250.000 especies de plantas, algunas cruciales para la agricultura mundial.

Su uso está prohibido en la UE pero, sin embargo, dentro de sus fronteras tanto España como otros países los producen y exportan sobre todo a países pobres. Así lo acaba de revelar una investigación realizada por Unearthed (Greenpeace) y la ONG suiza Public Eye. Estas dos organizaciones acaban de denunciar que entre septiembre y diciembre la UE planificó la exportación de más de 3.800 toneladas de estos pesticidas, el 90% a países pobres.

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), que aúna a más de 1.400 organizaciones, describe este tipo de plaguicidas como «una amenaza mundial para la biodiversidad, los ecosistemas y los servicios de los ecosistemas». Y es que los neonicotinoides, como explica Greenpeace en un comunicado, «están diseñados para matar insectos atacando su sistema nervioso central. Son sistémicos, lo que significa que hacen que toda la planta sea tóxica para los insectos. No son fácilmente biodegradables, persisten en el suelo y pueden contaminar fácilmente las vías fluviales, los lagos y las aguas subterráneas».

En España, algunos de estos pesticidas también han causado polémica en los últimos meses. En concreto la clotianidina, que está prohibida en España desde 2013, se sigue usando de forma «puntual» con autorización del Ministerio de Agricultura. Un hecho que fue denunciado en junio por el Defensor del Pueblo en respuesta a la queja presentada por Ecologistas en Acción. Francisco Fernández Marugán pidió al Gobierno «más control» en el uso «excepcional» de pesticidas perjudiciales para salud y medioambiente.

El Defensor del Pueblo aseguró que existen «irregularidades» en la emisión «repetida durante años» de las autorizaciones excepcionales de algunos de esos pesticidas.

Las investigaciones de Unearthed y Public Eye utilizaron datos oficiales ya que a partir del 1 de septiembre de 2020 las exportaciones de neonicotinoides prohibidos en la UE pasaron a someterse al Convenio de Rotterdam, que obliga a los exportadores de productos prohibidos en sus territorios a notificarlo a los países destino.

Así, pudieron descubrir que la UE envió estos productos a 65 países. Los principales destino por peso de los envíos fueron Brasil, Rusia, Ucrania, Argentina, Irán, Sudáfrica, Indonesia, Ghana y Malí. Las exportaciones partieron de ocho países de la UE: Bélgica, Francia, Alemania, España, Grecia, Austria, Dinamarca y Hungría, además de Reino Unido.

España, según los datos de la investigación, exportó el 11% del total (418 toneladas). Además, nuestro país exportó a un total de 27 países, prácticamente todos de ingresos medios o bajos. Fueron Argentina, Armenia, Azerbayán, Chile, China, Georgia, Irán, Kazajstán, Paraguay, Rusia, Sudáfrica, Federación sudafricana, Ucrania, Uzbekistán, Uganda, Algeria, Benin, Burkina Faso, Cuba, Egipto, Ghana, Guatemala, Kenia, Mali, Marruecos, Nigeria, Senegal, Túnez y Jordania.

Las empresas responsables de casi el 90% de las exportaciones fueron Bayer y Syngenta, además de otras siete empresas. BASF, NuFarm, UPL, FMC, Sumitomo Chemical, Adama e Industrial Quimica Key.

Cuando la Unión Europea prohibió los neonicotinoides tiametoxam, imidacloprid o clotianidina en 2018 (en España ya estaba desde 2013), se justificó por la «necesidad de restringir severamente su uso» debido al «alto riesgo que representan para el medio ambiente», según Greeenpeace.

De hecho, para las ONG que han realizado esta investigación inciden en la idea de que la Unión Europea permite las exportaciones mientras prohíbe importaciones de productos del sur con el argumento de que están recubiertos de pesticidas exportados desde la propia UE. En su comunicado, aseguran que la propia Comisión Europea informó a Public Eye por carta de que planea prohibir esas importaciones en octubre de 2021: «No nos parece aceptable que la producción de alimentos para la importación en la UE conduzca o plantee una amenaza de efectos adversos graves sobre las poblaciones de polinizadores a nivel mundial». Aunque la UE se comprometió en 2020 a prohibir estas exportaciones, no espera tener una propuesta concreta hasta 2023.

Desde Greenpeace África, Claire Nasike apuntó – como recogió el comunicad de la ONG, que «esta es la mayor forma de doble rasero exhibida por estos países de la UE. Están dando prioridad a las ganancias a expensas de las personas y el planeta. Es hora de que los países de ingresos bajos y medianos aprueben leyes que protejan a su gente y al medio ambiente de estas importaciones de sustancias químicas tóxicas».

Te puede interesar

Comentar ()