Ciencia y Tecnología | Meteorología

Tiempo para el puente de diciembre: lluvias en toda España

La predicción meteorológica pronostica un puente de diciembre pasado por agua y con frío en toda España

Personas paseando bajo la lluvia con mal tiempo en el puente de diciembre

Lluvia en Madrid.

La previsión meteorológica para el próximo puente de diciembre apunta a lluvias en toda España. Por lo tanto, el tiempo en la mayoría de zonas del país será adverso durante los días festivos del 6 y 8 de diciembre y los días cercanos a estos.

Aunque no sea un puente como tal, esos días festivos nacionales de diciembre 2022 se aprovecharán por muchos españoles. Sin embargo, el tiempo no ayudará a su disfrute, ya que la predicción meteorológica pronostica lluvia y frío en casi todo el territorio español.

La entrada en escena de borrascas atlánticas a partir de este domingo favorecerá abundantes lluvias durante el puente de la próxima semana «en cualquier punto del territorio», con mayor intensidad en Andalucía, Extremadura, Castilla-La Mancha, todo el entorno del sistema Central y la zona centro.

Con el paso de los días, las precipitaciones regarán prácticamente casi todo el país, además de nieve en las montañas, ha explicado Rubén Del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que también apunta, que «las temperaturas subirán» por la llegada de vientos más templados y húmedos, informa Efe.

«Es difícil aún cuantificar la cantidad total de lluvias que recibirán las distintas zonas por la incertidumbre meteorológica para cada día», pero son precipitaciones que ayudarán a paliar parcialmente la sequía meteorológica en la que se encuentra el país. Todo esto sucede tras un otoño más seco de lo normal, ha incidido Del Campo.

No obstante, para terminar con la sequía por completo, se necesitaría «encadenar muchos más episodios de lluvias similares al de la próxima semana», afirma el portavoz de la Aemet.

De momento, hoy jueves y mañana habrá chubascos en el área mediterránea y en Baleares, que podrán ser tormentosos y localmente fuertes. Tendrán acumulados de más de 20 litros por metro cuadrado en tan solo una hora en Ibiza, Sur de Tarragona y en la Comunidad Valenciana; en el Cantábrico también se prevén algunas lluvias.

¿Cuál será la cota de nieve a principios de diciembre?

La cota de nieve se situará en torno a los 1.500 metros con heladas nocturnas, que en el Pirineo podrían marcar 8 grados bajo cero, y en zonas de la meseta norte y paramos del centro rondará los 4 o 5 grados bajo cero. En las horas centrales del día no se pasará de 8-10 grados en áreas del centro y norte peninsular.

Por el contrario, el ambiente más templado se alcanzará en el Mediterráneo andaluz, con 18 grados de máxima.

Durante el fin de semana, las mínimas continuarán bajando por la llegada de aire más frío de latitudes altas y por la presencia de cielos poco nubosos en zonas del interior. De nuevo, el Pirineo registrará mínimas de hasta 8 grados bajo cero y de 4 a 6 grados bajo cero en la meseta norte y páramos del centro, con heladas generalizadas, pero más débiles en la mitad norte y centro.

Por el día, en algunas capitales de provincia como Burgos y Soria no se pasará de 5 grados y los termómetros se quedarán por debajo de 10 grados en buena parte del centro y norte de la península.

En cuanto a las precipitaciones, el sábado lloverá en el Mediterráneo y Baleares, con posibilidad de que las precipitaciones sean localmente fuertes, aunque con tendencia a remitir el sábado por la tarde. También podría llover en otros puntos de la mitad de éste y el Cantábrico y con una cota en torno a 1.000 a 1.200 metros.

Tiempo con más inestabilidad

A partir del domingo por la noche y lunes, comienzo de la semana con festivos, ganará influencia una borrasca atlántica, la primera de las que llegarán. Esta generalizará las lluvias en Andalucía occidental, Extremadura, Oeste de Castilla la Mancha, zona centro y sistema Central.

Durante el martes, día de la Constitución, y el miércoles, las lluvias llegarán a más zonas de las mitades norte y este, aunque es poco probable que puedan alcanzar el Mediterráneo. Esta situación de lluvias y ambiente inestable probablemente continuará durante la segunda mitad de la próxima semana.

Dado el carácter templado y húmedo de las masas de aire, que enviarán las borrascas, las temperaturas subirán durante la primera mitad de la semana. Aún así, podría haber un nuevo descenso térmico para la segunda mitad de semana. 

Te puede interesar

Comentar ()