La hija de los escritores Almudena Grandes y Luis García Montero, Elisa García Grandes, fue presentada como «camarada» falangista el pasado 4 de diciembre en una conferencia en la Sede de la Hermandad Nacional de la Vieja Guardia de Falange Española.

La joven impartió una exposición acerca del Nacional Sindicalismo mediante la cual desgranó diferentes conceptos que atañen a esta ideología. En cualquier otro contexto puede que no resultara llamativo. Sin embargo, en este caso existe la peculiaridad de que sus padres están política e ideológicamente posicionados a la izquierda.

García Montero fue candidato a la alcaldía de Madrid por Izquierda Unida y Almudena Grandes, reconocida columnista del diario El País, acostumbra a cargar contra la derecha utilizando la denominación «fascista».

En 2016, Elisa fue protagonista de una campaña del Ayuntamiento de Madrid para la Asociación Cauces, la cual gestiona uno de los recursos terapéuticos del Instituto de Adicciones de la capital debido a que «había abandonado los estudios y renunciado a cualquier proyecto de futuro» por el consumo de drogas.

Más tarde entró en un proyecto de desintoxicación y se decidió a protagonizar dicha campaña contra la drogadicción. Ahora, según indican en la conferencia estudia Filosofía, especializada en Escolástica y Filosofía Medieval.