Irene Rosales ha querido poner tierra por medio para disfrutar de unos días de desconexión. Hasta La Coruña se ha desplazado este fin de semana la mujer de Kiko Rivera con el firme propósito de olvidarse de las afrentas familiares que mantiene su marido a diestro y siniestro.

Isa Pantoja y Anabel Pantoja son en este momento los objetivos de la ira del Dj., ahora que se ha reconciliado con su madre, Isabel Pantoja, tras el fallecimiento de su abuela, Doña Ana Martín. Mientras Anabel disfruta de sus primeros días de casada, ha sido Isa la que ha tomado cartas en el asunto para responder públicamente a su hermano. «Lo que ha hecho mi hermano no es de una persona que esté bien. Yo entiendo que él esté decepcionado, pero ya tenemos una edad y no puede estar echando la culpa siempre a los demás. Que asuma lo que hace», dijo anoche Isa entre otras perlas.

Ante estas demoledoras declaraciones, Irene ha sido tajante, rotunda y contundente. «No he visto nada. vengo de estar un fin de semana desconectada con amigas y no he visto nada y tampoco tengo interés en lo que ha dicho isa», aseguró Irene al aterrizar en Sevilla tras disfrutar de un fin de semana con amigas en el que se lo ha pasado «muy bien» y cerrando, de esta manera, filas con su cuñada.