Gente

De prisión a la portada de Sports Illustrated con 81 años: Martha Stewart, el icono que no descansa

La personalidad televisiva estadounidense comenzó su carrera como modelo, pero saltó a la fama por sus trucos para amas de casa... sin embargo, terminó en la cárcel con 60 años y ha dado un giro a su carrera

Martha Stewart en la portada de Sports Ilustrated Swimsuit 2023

Martha Stewart en la portada de Sports Ilustrated Swimsuit 2023 SI Swimsuit 2023

¿Quién dijo que la portada de Sports Illustrated Swimsuit estaba reservada para modelos jóvenes, delgadas y con una figura inalcanzable? La conocida revista está intentando desesperadamente salir del cliché en el que había caído en los últimos años. Por eso, la elección de una mujer de 81 años para una de sus portadas anuales sorprende, pero no mucho. La pregunta que surge ahora es quién es Martha Stewart, por qué es famosa y, sobre todo, por qué la edad no importa ¡y menos en su caso!

Martha Stewart nació en Nueva Jersey en 1941. Solo que no se llamaba así, por aquel entonces era conocida como Martha Kostyra, el apellido de su padre. Era una de los seis hijos de un matrimonio con ascendencia polaca y tradición católica. En cambio, creció sin penurias económicas antes de empezar a trabajar como modelo con quince años.

La portada de Martha Stewart para Sports Illustrated Swimsuit 2023
La portada de Martha Stewart para Sports Illustrated Swimsuit 2023 Sports Illustrated Swimsuit 2023

Una vida llena de giros de guion

La Universidad de Columbia, una de las más prestigiosas de Estados Unidos, se negó a aceptar mujeres hasta 1983, por lo que Martha tuvo que entrar en Barnard College. Este centro había sido creado específicamente para albergar a todas aquellas alumnas que no pudieran formar parte del grupo estudiantil principal... simplemente porque no eran hombres.

Medía algo más de 175 centímetros, por lo que era alta para la época. Además, tenía una figura estilizada y elegante y una belleza delicada que favoreció a que empezara a ganar dinero con marcas como Chanel. Sumado a una beca, Martha pudo costearse la universidad gracias a estos primeros pinitos en la moda.

Terminó sus estudios graduándose en historia de la arquitectura, a pesar de que su intención inicial era apostar por la química. Y contra todo pronóstico... empezó a trabajar en el mercado de valores. Ya había conocido a su marido, Andrew Stewart, con quien se casó en 1961, y de quien adoptó el apellido con el que años más tarde saltaría a la fama.

La biblia del hogar para toda una generación

Su primera empresa se formó con los conocimientos que aprendió en el mundo de las finanzas, pero nada podía haber presagiado lo que pasó. Un catering con el giro de estilo de los libros de cocina de Julia Childs terminó siendo un filón económico. En una década el valor de la compañía superaba el millón de dólares.

Cuando llegaron los ochenta, Martha Stewart era ya toda una personalidad en Estados Unidos. Sus recetas, sus trucos domésticos, DIYs y todo tipo de consejos para una ama de casa se habían convertido en la biblia de toda una generación. Fue una auténtica sorpresa cuando su marido, Andrew, le pidió el divorcio exigiendo una orden que impedía a la empresaria el dirigirle la palabra.

Tres años después de que firmaran el divorcio, Andrew Stewart ya se había casado con una de las asistentes de Martha en su millonaria empresa.

El final de una era

Lo que parecía la perfecta ama de casa vio cómo se desmoronaba toda su imagen a principios de los dos mil. Martha Stewart fue acusada de obstrucción a la justicia y de utilizar información privilegiada en la venta de unas acciones, por lo que fue condenada a cinco meses de cárcel.

Después de unos meses encerrada en casa, Martha tuvo que sacar energía de cualquier lado y, con sesenta años, acudir a prisión. Sin embargo, lo que parecía el final de su carrera fue solo una nueva oportunidad esperando a abrirse.

Ya era algo más que una ama de casa, Martha Stewart había dado el paso a celebridad. Se juntaban los que deseaban que fracasara y los que quería ver cómo resurgía de sus cenizas. Y hubo para todos los públicos: tras su vuelta a la televisión, el mismo año en el que fue puesta en libertad, algunos de sus proyectos funcionaron y otros no. Sin embargo, una de sus amistades más populares, la que comparte con Snoop Dogg, surgió a partir de su programa de cocina en televisión, que se estuvo emitiendo hasta 2012.

Sin miedo a nada

Si algo ha demostrado Martha Stewart en los últimos años es que nada le frena. No fue suficiente la cárcel, y desde luego no lo iba a ser el tener 81 años: "Voy a ser la persona más mayor en la portada. No me importa mucho mi edad pero creo que es bastante histórico", asegura, recordando qué le pasó por la cabeza al saber que posaría para la conocida revista.

Según explican tuvo tres meses para prepararse antes del viaje a República Dominicana, donde trabajó con el fotógrafo Ruven Afanador para crear este espectacular reportaje. "Ha cambiado con los tiempos, siempre va un paso por delante", asegura la editora de la revista sobre Martha.

Precisamente, uno de los motivos por los que Martha continúa siendo un perfil tan actual es porque está muy presente en redes sociales. A pesar de su edad, nada le frena a la hora de comentar las publicaciones de otros famosos. Deja bromas, mensajes cariñosos y todo tipo de respuestas divertidas.

Otras celebrities como Lupita Nyong'o no tienen miedo a admitir que siguen sus consejos. "Martha me enseñó cómo organizar ramos de flores. Hago lo que hace y lo que dice", asegura la actriz de 100 años de esclavitud. Convertida en todo un icono con 81, rompe con los cánones de belleza que aseguran que la figura de una mujer mayor no es atractiva. Quizás es un ejemplo más sano que el de Kim Kardashian, una de las portadas del pasado año.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar