El fantasma de la princesa Diana y los demonios de un matrimonio "de tres", como ella misma contaba, nunca han abandonado a los Windsor. Si bien no hay pruebas, solo bulos, rumores y especulaciones, está muy asentada en la opinión pública la idea de que el príncipe Guillermo tiene una amante. Una con nombre y apellidos, que además está muy presente en la vida de la Familia Real británica, como es Rose Hanbury.

Esta mujer de 39 años es marquesa de Cholmondeley por su matrimonio con David Rocksavage, ex lord gran chambelán de la corona y veintitrés años mayor que ella. Actualmente es Lord-in-waiting, es decir, puede sustituir al rey Carlos en las ocasiones que el monarca considere oportunas.

Rose Hanbury era una desconocida para la mayoría del público hasta que en 2019 comenzó a surgir esa teoría de que mantenía una aventura con el príncipe Guillermo. Ahora, que los príncipes de Gales están viviendo una de sus mayores crisis hasta la fecha, su nombre vuelve a aflorar.

Los príncipes de Gales durante un partido de Wimbledon
Los príncipes de Gales durante un partido de Wimbledon. EUROPA PRESS

¿Qué tiene que ver Rose Hanbury con la salud de Kate Middleton?

En estos días en el que solo se habla de lo que le pasa a la Princesa, algunos han recordado a Rose Hanbury. Entre las especulaciones que se barajan en las redes sociales está, por supuesto, la teoría de que la historia se repita y que Guillermo le pueda estar haciendo a Kate lo mismo que su padre le hizo a Diana.

Y, ante la posibilidad de que si suena el río es que lleva agua, medios estadounidenses, británicos se han adelantado y han sacado sus perfiles sobre la supuesta amante. De esta manera se completa el ciclo y los que conspiraban en las redes sociales se ven justificados por la publicación de noticias sobre esta Marquesa, gran amiga de la familia.

Pero ¿quién es Rose Hanbury?

Los medios británicos la califican como amiga de Kate Middleton, y forma parte de su Turnip Toff. Este nombre tan curioso, que significa "el clan del nabo", es el grupo de amigos de la Princesa en la zona de Norfolk, donde está su casa de vacaciones, Anmer Hall. Rose Hanbury es la esposa del séptimo marqués de Cholmondeley, con quien se casó en 2009 y con quien tuvo tres hijos: Alexander Hugh y Oliver Timothy, que son mellizos y tienen ya quince años, e Iris Marina, de siete.

Rose nació el 15 de marzo de 1984, y es la hija mayor de una diseñadora de moda y un diseñador web, aunque su abuela paterna, Lady Rose Lambert, fue dama de honor de Isabel II en su boda con el príncipe Felipe en 1947. Acudió a la escuela Stowe School, en un pueblo situado entre Oxford y Northampton, para después terminar su educación superior en una universidad pública. Al cumplir la veintena fichó por la agencia que descubrió a Kate Moss, y saltó a la fama cuando fue fotografiada en 2005 posando en bikini junto a Tony Blair.

Ha estado relacionada tanto con la realeza como con la política, porque llegó a ser investigadora para el política conservador Michael Gove. Actualmente se dedica sobre todo a varias cuestiones benéficas, a su vida familiar y al calendario social, ya que suele ser vista en los diversos eventos que incluyen a la Familia Real.

El origen del rumor de Rose Hanbury

La primera vez que se habla del romance entre Rose Hanbury y el príncipe Guillermo fue en 2019 en la revista estadounidense InTouch. Rápidamente, la noticia corrió por los tabloides de todo el mundo y las redes sociales la replicaron en todos los idiomas. Pero nada pudo confirmarse, nunca hubo fotos reconocibles ni testimonios que lo confirmaran.

Estas informaciones respondían a las publicadas el mes anterior por varios medios británicos. Según contaban, se había producido un enfrentamiento entre la entonces duquesa de Cambridge y la marquesa de Cholmondeley, que calificaban como "rivalidad rural". Decían que Kate había desterrado a Rose Hanbury del grupo de amigos, pero que Guillermo estaba actuando como mediador entre ellas. Sin embargo, hasta el Daily Mail consideraba que estos rumores podrían haber surgido para desestabilizar a la princesa Kate.

Unos rumores que surgieron, precisamente, después de que el supuesto enfrentamiento entre Kate y Meghan hubiera saltado a los titulares. Era un momento en el que las informaciones negativas contra ambas mujeres surgían prácticamente de manera semanal.

Los rumores, una herramienta también para los príncipes de Gales

Harry y Meghan hablaron abiertamente de cómo el Palacio utilizaba la información para mercadear con la prensa. En su documental de Netflix, el segundo hijo de Carlos III directamente acusa a la Familia Real: "Estaban felices de mentir para proteger a mi hermano. Pero nunca quisieron decir la verdad para protegernos a nosotros". Aunque no queda claro si las falsedades a las que hace referencia son este supuesto affaire o son otras situaciones.

Omid Scobie, el periodista que tiene contacto directo con Meghan Markle, habla en su último libro, Endgame, de cómo desde Palacio intentaron acabar con los rumores de affaire. Según ha explicado, Christian Jones, secretario del prensa de la Familia Real, le ofreció a The Sun otras historias relacionadas con la realeza para que no siguiera publicándose información sobre el tema. Sin embargo, eso no quiere decir que las especulaciones sean ciertas. De hecho, ni el propio escritor piensa que lo sean.

Una imagen de Omid Scobie durante una de sus entrevistas televisivas en Estados Unidos, en plena promoción de su libro 'Endgame'.
Una imagen de Omid Scobie durante una de sus entrevistas televisivas en Estados Unidos, en plena promoción de su libro 'Endgame'.

"No veo ninguna prueba, es solo un poco de chismorreo", aseguró en una entrevista con Entertainment Tonight el pasado mes de noviembre. Pero, adelantándose a los acontecimientos, explicó lo que está pasando ahora con Kate sin que hubiera ocurrido todavía. "Pero por desgracia, si se deja a un rumor campar a sus anchas puede dar la vuelta al mundo veinte veces antes de que pienses cómo quieres gestionarlo", detalló Scobie.

Cuando el rumor coge fuerza

Para muchos usuarios de las redes sociales, que uno de los hijos de Rose Hanbury participaran en la coronación de Carlos III o que estuvieran en el funeral de Isabel II es prueba del affaire. También los hay que piensan que uno de los hijos de esta mujer es realmente fruto de su relación extramatrimonial con Guillermo.

La portada que InTouch publicó la primera semana de abril de 2019, haciendo público por primera vez el supuesto romance.
La portada que InTouch publicó la primera semana de abril de 2019, haciendo público por primera vez el supuesto romance. InTouch

Sin embargo, el marqués de Cholmondeley ha sido lord chambelán de la corte (es decir, consejero privado). La buena relación de la familia con los Windsor, es evidente.

Pero como menciona Omid Scobie, cuando no niegas o gestionas un rumor, no hace más que crecer. Y no fue suficiente que Kate se fuera a un festival el pasado verano con su amiga Rose Hanbury, el público lo vio como cuando Carlos III intentó que Camilla y Diana se hicieran amigas. O como cuando Isabel II posó con Penelope Knatchbull, la supuesta amante del príncipe Felipe de Edimburgo.

No hay una manera fácil de parar un rumor ni es sencillo recuperar la confianza. Pero al otro lado del charco ya están utilizando la historia en la televisión. Stephen Colbert habló de ello abiertamente anoche. Lo hizo en clave de humor, pero su programa de televisión sigue siendo el late night más visto de Estados Unidos.

Por lo tanto, es un nuevo bache en el camino para proteger la imagen de Guillermo y Kate. El presentador de televisión lo ha comentado en el monólogo inicial del programa, mientras tomaba té y bromeaba sobre lo difícil que es pronunciar Cholmondeley. Pero las risas del público demuestran que el tema de conversación está en la calle.