América Latina | Internacional ELECCIONES EN BOLIVIA

La oposición reconoce que el candidato de Evo Morales ha ganado las elecciones

Luis Arce, candidato del MAS y próximo presidente de Bolivia, promete un gobierno de unidad nacional

Evo Morales-victoria-Bolivia

El ex presidente de Bolivia Evo Morales, tras una rueda de prensa en Buenos Aires. EFE

Carlos Mesa, candidato de la centrista Comunidad Ciudadana (CC), ha aceptado su derrota frente al partido de Evo Morales, el Movimiento al Socialismo (MAS). «Queremos ser muy claros en la evaluación y valoración de lo que ha sido el resultado preliminar… El resultado es muy contundente y muy claro. La diferencia entre el primer candidato y nosotros es amplia», ha reconocido Mesa. «Nos tocar reconocer que ha habido un triunfador. Es un resultado que aceptamos y, dada la distancia, no va a modificarse cuando se conozca el resultado oficial».

El candidato centrista, que también había rivalizado con Evo Morales hace un año por la Presidencia, ha agradecido «profundamente y de corazón» a quienes votaron por él y su movimiento que considera que «es la mejor opción política para el país».

«Nos toca ser cabeza de la oposición. Horaremos a Bolivia», ha escrito en su cuenta de Twitter Carlos Mesa. La participación ha llegado al 87%

Evo Morales, el ausente protagonista de las elecciones en Bolivia, había anunciado horas antes desde Buenos Aires, que su candidato, Luis Arce, Lucho, será presidente del país, al haber vencido en primera vuelta. Fue el primero en hacerlo.

«Hermanos de Bolivia en el mundo, Lucho será nuestro presidente. A nuestra patria, al camino del desarrollo económico, político y social y especialmente aportará al crecimiento económico. A la distancia quiero hacer llegar mis hermanos Lucho y David mis más sinceras felicitaciones”, dijo Evo Morales,, quien huyó de Bolivia hace casi un año tras las acusaciones de fraude electoral y las movilizaciones en las calles.

Morales anunció que «tarde o temprano» regresará a Bolivia, ya que, según mantiene, los procesos judiciales que tiene pendientes son fruto de una campaña orquestada en su contra.

El recuento va lento. Con el 68,4% del recuento completado, el Movimiento al Socialismo logra el 51,4% de los votos, más de diez puntos sobre Comunidad Ciudadana, liderado por Carlos Mesa, con un 31,03% de los apoyos. En tercer lugar, se sitúa Luis Fernando Camacho con el 15,3%.

En el sondeo a pie de urna difundido por Unitel, la distancia era mucho mayor y el MAS superaba el 50% de los votos.

Los sondeos previos a la celebración de las elecciones anticipaban una ligera ventaja del MAS que iba a hacer necesaria una segunda vuelta. También se daba por hecho que en segunda vuelta vencería el centrista Carlos Mesa, con los apoyos del llamado Macho Camacho.

Desde La Paz, Luis Arce se ha proclamado vencedor en una intervención retransmitida en Facebook Live: «Todos los bolivianos hemos dado pasos importantes. Hemos recuperado la democracia y la esperanza con una jornada pacífica tranquila, en la que gran parte de los bolivianos han respondido con su voto».

A su vez, Arce ha prometido que va a gobernar para todos los bolivianos. «Nuestro compromiso es trabajar y llevar adelante nuestro programa. Vamos a gobernar para todos los bolivianos. Vamos a construir un gobierno de unidad nacional, vamos a construir la unidad de nuestro país».

¡Gracias #Bolivia!

Geplaatst door Lucho Arce op Zondag 18 oktober 2020

«Vamos a reconstruir nuestro proceso de cambio sin odio y aprendiendo de nuestros errores», ha añadido Luis Arce.

La presidente interina Jeanine Áñez ha reconocido en su cuenta de Twitter que los datos actuales, a falta del recuento oficial, indican que han ganado los candidatos del MAS. «Felicito a los ganadores y les pido que gobiernen pensando en Bolivia y en la democracia».

En una entrevista en El Independiente, el ex presidente Jaime Paz Zamora, de la llamada «generación de la democracia», anticipó cómo la solución a la gran polarización del país sería un gobierno de concertación nacional. «La transición viene ahora, con el gobierno que se elija», remarcaba, al tiempo que expresaba su esperanza en que el MAS haya aprendido de los errores cometidos.

Evo Morales se refugió en México después de que el Ejército boliviano le sugiriera dejar el cargo, dada la tensión en las calles después de las acusaciones de fraude en las elecciones en las que pretendía un nuevo mandato, tras casi 14 años como presidente.

Comentar ()