España ha recibido como «una buena noticia» el acuerdo sobre las relaciones futuras entre el Reino Unido y la Unión Europea, pero ha recordado que aún no se ha cerrado la negociación sobre Gibraltar. La ministra española de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, ha dicho en rueda de prensa, poco antes de la Nochebuena, que España va a buscar «hasta el último segundo» una fórmula porque «construir una zona de prosperidad compartida que facilite la movilidad es la mejor opción».

«Cada vez queda menos tiempo» para este acuerdo sobre Gibraltar, ha señalado en San Sebastián este jueves, según informa la agencia Efe. «Vamos a buscarlo hasta el último segundo porque construir una zona de prosperidad compartida es lo mejor para España y para los ciudadanos de Gibraltar».

Sin embargo, ha recordado, como ya lo hizo en una entrevista reciente con El Independiente, que si no hay acuerdo entre España y el Reino Unido sobre Gibraltar una de las fronteras externas de la Unión Europea estará en la Verja.

Cada vez queda menos tiempo… Vamos a buscar el acuerdo sobre Gibraltar hasta el último segundo»

arancha gonzález laya

«Si no hay acuerdo, la frontera externa de la Unión Europea es la frontera con la verja de Gibraltar. Esa es la frontera externa de la Unión Europea, porque el Reino Unido sale de la Unión Europea el 1 de enero del 2021. Y por lo tanto, eso se convierte en la frontera externa de la Unión Europea. Y todos sabemos lo que es una frontera. Entonces, si el 1 de enero no hay un acuerdo, ahí hay una frontera», dijo González Laya en la entrevista. Es lo que sigue manteniendo, si bien aclara siempre que el propósito de España es que haya acuerdo, sin que España renuncie a su reivindicación de soberanía. Tampoco lo va a hacer el Reino Unido, de modo que habría que buscar fórmulas imaginativas.

La cosoberanía es una de ellas. En un artículo de Ignacio Molina, titulado Gibraltar: una posibilidad de soberanía difuminada y funciones compartidas, Ignacio Molina, investigador senior del Real Instituto Elcano, remarcaba que esta fórmula «combina el interés gibraltareño por permanecer en la UE con una actitud española constructiva que se plasma en la propuesta de soberanía compartida sobre el territorio y el deseo de mantener estrechas relaciones con Londres». Cita como referentes varios enclaves en Suiza, tres islas británicas y Andorra.

El presidente del gobierno, Pedro Sánchez, en su tuit sobre el pacto entre el Reino Unido y la UE, aclaraba que aún está por solventar la cuestión de Gibraltar.

Reacción del gobierno británico

En un comunicado, el gobierno británico ha señalado que siguen «las conversaciones constructivas con España en relación con Gibraltar. Todas las partes reconocen la desafiante naturaleza del proceso. Aunque aún no se ha llegado a un acuerdo sobre la futura relación de Gibraltar con la UE, continuaremos esta conversación con España para salvaguardar los intereses de Gibraltar y los de la región».

Además, señala el comunicado que el gobierno está trabajando «para mitigar los efectos del fin del proceso de transición en Gibraltar». Remarcan las autoridades británicas que están comprometidas con los intereses de Gibraltar, lo que incluye «asegurar la fluidez en la frontera, lo que es lo mejor para los intereses de las comunidades que viven a los dos lados».

El embajador británico en España, Hugh Elliot, también insiste en su cuenta de Twitter en que la conversación sigue adelante. «España y el Reino Unido tienen una relación profunda en múltiples campos. Unos 250.000 españoles viven en mi país y más de 360.000 de mis compatriotas han hecho de España su hogar. Comienza una nueva etapa y estoy seguro de que nuestros lazos seguirán reforzándose».

En el referéndum del 23 de junio de 2016 votó a favor de la permanencia en la Unión Europea el 95,9% de los gibraltareños. Su deseo es un acuerdo lo más cercano al statu quo, pero el gobierno de España tiene claro que no puede ser lo mismo seguir dentro que haber salido del club comunitario.