Internacional

La región alemana de Baviera compra 2,5 millones de vacunas Sputnik a la espera de la autorización europea

Un cargamento de vacunas Sputnik en el aeropuerto de Buenos Aires, en Argentina, uno de los 60 países que han aprobado su uso.

Un cargamento de vacunas Sputnik en el aeropuerto de Buenos Aires, en Argentina, uno de los 60 países que han aprobado su uso. EUROPA PRESS

El estado alemán de Baviera firmará un pre-acuerpo para comprar 2,5 millones de dosis de la vacuna rusa Sputnik, condicionado a que las autoridades europeas aprueben su uso.

Ha habido una «prenegociación» con las autoridades rusas para recibir esos suministros, que quedan supeditados a las decisiones de la Agencia Europea del Medicamento (EMA), indicó el primer ministro del «Land», Markus Söder.

El preacuerdo se firmará previsiblemente este mismo miércoles, a la espera de que sea emitida la mencionada autorización europea y con el objetivo de que los suministros se materialicen en julio.

«Se trata de una opción, insisto. Está supeditada a esa autorización», explicó Söder, líder de la Unión Socialcristiana de Baviera, partido hermanado con la Unión Cristianodemócrata (CDU) de la canciller Angela Merkel.

La decisión de Baviera llega un día después de que saltara la polémica en Madrid, tras conocerse que la Comunidad también había mantenido reuniones para explorar esta opción. Tanto Isabel Díaz Ayuso como el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, reconocieron las reuniones y defendieron que trataban de avanzar un acuerdo y asegurar el suministro cuando la vacuna sea aprobada por las autoridades europeas.

Söder, líder del Land de Baviera, ha defendido hasta ahora una línea de máximo rigor en la aplicación de las restricciones a la vida pública acordadas en sucesivas reuniones entre los poderes regionales y la canciller. Según explicó hoy, en su Land no se contemplará un alivio de las medidas vigentes, sino que se prolongarán hasta fin de mes.

Merkel y los líderes de los «Länder» se reunirán de nuevo el próximo lunes para analizar la evolución de la pandemia. Desde noviembre están cerrados restauración, ocio y cultura, mientras que los comercios no esenciales se sumaron al cierre en diciembre.

En marzo se había contemplado un leve alivio de estas medidas, con la reapertura de museos y algunos comercios, pero ese proceso quedó frenado ante el repunte de contagios.

La incidencia semanal se sitúa ahora, a escala nacional, en los 110 casos por 100.000 habitantes. En Baviera, el nivel está en 120 casos. Este indicador ha ido bajando levemente en estos festivos, lo que se atribuye a que se practican menos tests.

Comentar ()