Internacional

El tribunal de La Haya condena a 12 años a los jefes del espionaje serbio en el último juicio sobre la guerra de los Balcanes

Jovica Stanisic y Franko Simativic, ante el Tribunal Penal Internacional de La Haya.

Jovica Stanisic y Franko Simativic, ante el Tribunal Penal Internacional de La Haya. EFE

El mecanismo heredero del Tribunal Penal Internacional para la Antigua Yugoslavia (TPIY) ha condenado este miércoles a sendas penas de doce años de cárcel a dos antiguos jefes de la Inteligencia serbia, Jovica Stanisic y Franko Simatovic, por abusos perpetrados en plena guerra de los Balcanes. Se trata del último proceso que queda por cerrar en los tribunales de las Naciones Unidas en La Haya, aunque la sentencia puede ser recurrida.

El resultado de la apelación pondrá punto y final a la historia de este tribunal excepcional, establecido en cumplimiento de la Resolución 827 de su Consejo de Seguridad, el 25 de mayo de 1993.

El Mecanismo Residual Internacional de los Tribunales Penales ha examinado la vinculación de Stanisic, de 70 años, y Simatovic, 71, en una serie de delitos que incluyen asesinatos, deportaciones, traslados forzosos y persecución, atribuidos a las fuerzas serbias en la primera mitad de la década de los noventa.

Los magistrados han asumido que en esa época se produjeron «ataques amplios y sistemáticos» contra «la población civil no serbia», lo que refleja la limpieza étnica emprendida contra musulmanes y croatas en distintas localidades y momentos. En este sentido, han determinado la existencia de una «empresa criminal» de la que Stanisic y Simatovic fueron responsables, aunque no en el mismo grado que venía esgrimiendo la Fiscalía.

En este sentido, solo les ha considerado culpables de uno de los cinco cargos que se les imputaban, razón por la cual han sido condenados a una única pena de 12 años de cárcel, lejos de la cadena perpetua que se llegó a plantear para ellos. Stanisic y Simatovic permanecerán por ahora bajo custodia del Mecanismo, a la espera de su previsible traslado al país donde cumplirán condena.

Ambos habían sido absueltos en 2013, en una controvertida sentencia que fue recurrida y que, tras una resolución de 2015, ha derivado en el veredicto conocido este miércoles. Se les considera aliados del expresidente yugoslavo Slobodan Milosevic, que también se sentó en el banquillo del TPIY aunque murió en 2006 antes de escuchar el veredicto contra él.

Te puede interesar

Comentar ()