El artista cubano Hamlet Lavastida se encuentra detenido por su posición crítica con el Gobierno.

Lavastida regresó a su país natal, Cuba, el pasado 20 de junio tras unos días participando en el Künstlerhaus Bethanien (Alemania). Una vez en territorio cubano y portando todas documentos acreditativos de la vacunación, guardó cuarentena preventiva, dada la situación del Covid, de una semana. 

El 26 de junio, día en que concluía la cuarentena, fue arresado y trasladado a Villa Marista, sede del órgano institucional de la Seguridad del Estado cubano, perteneciente a la policía política.

En Villa Marista está siendo investigado por el cargo de «instigación a delinquir».

En la sede policial de Villa Marista está siendo investigado por el cargo de «instigación a delinquir»

Meses antes, el Gobierno cubano hacía pública en un programa de la Televisión Nacional Cubana una conversación privada de un grupo de WhatsApp, en la que Lavastida proponía en un grupo de trabajo de acciones artísticas, marcar los billetes cubanos con las siglas MSI (Movimiento San Isidro) o 27N, grupos de artistas opositores al régimen que abogan por la libertad de expresión y contra la censura estatal a las actividades artísticas y creativas.

Esta propuesta no fue validada en dicho grupo. El Gobierno Cubano utilizó el medio televisivo para poner en conocimiento público su número de teléfono y demás datos personales que han concluido en la actual imputación.

Diferentes organismos europeos, como Human Rights Watch, rechazó su arresto y exigió al régimen su libertad. “Exigimos que se respeten sus DDHH y cesen los abusos contra artistas”, ha denunciado el director para las Américas de la organización, José Miguel Vivanco.

Hamlet Lavastida tiene el reconocimiento de sus obras plásticas en el MOMA de Nueva York , la Bienal de Kwan Ju o más reciente en el Künstlerhaus Bethanien.