Ola de calor en Grecia.

Internacional | Medio Ambiente NUEVO INFORME DEL IPCC

Los Acuerdos de París son insuficientes para evitar el cambio climático, según la ONU

El cambio climático se acelera, se intensifica y afecta a todas las regiones del planeta, según el último informe del IPCC.

Los científicos han dictado sentencia en el mayor estudio que se ha realizado sobre el clima de nuestro planeta con el conocimiento y tecnología más avanzados disponibles. La actividad humana está cambiando el clima de la Tierra, produciendo un calentamiento de la atmósfera, los océanos y el suelo del que no hay precedentes desde hace miles de años. El cambio climático se acelera, se intensifica y afecta a todas las regiones del planeta. El cambio es irreversible, sólo es mitigable y evitable en sus peores formas, pero -aun cumpliendo todos los países del mundo los Acuerdos de París- la ONU confirma que conviviremos con fenómenos climáticos extremos causados por un cambio climático causado por los humanos y que perdurará por milenios.

El sexto informe del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) de la ONU titulado Cambio climático 2021: La base de la ciencia física determina que ya estamos viviendo efectos del cambio climático en forma de olas de calor, fuertes precipitaciones, veranos más largos, sequías y ciclones tropicales. Efectos que irán a peor si sigue elevándose la temperatura.

El informe se ha centrado en desarrollar distintos escenarios de futuro con la referencia del Acuerdo de París, según el cual todos los países firmantes llevarán a cabo medidas para reducir emisiones de gases de efecto invernadero para evitar que la temperatura media del planeta supere 1.5°C de calentamiento global. Según el IPCC en las próximas décadas el cambio climático aumentará en todas las regiones del planeta. De conseguirse parar la escalada de temperatura en el 1.5°C habrá, igualmente, crecientes olas de calor, estaciones cálidas más largas y estaciones frías más cortas.

La comunidad científica internacional y la ONU envían un mensaje claro para la acción política internacional: si no se produce una reducción radical de emisiones de CO2 se excederá una subida de la temperatura media del planeta de 1.5°C y 2°C en la primera mitad del presente siglo. Son significativas las diferencias entre el calentamiento registrado a día de hoy, de 1.1°C, el 1.5°C del Acuerdo de París y un 2°C. Según sube la temperatura se incrementan los efectos adversos del cambio climático.

resultados IPCC

“Este informe es una verificación de la realidad”, ha señalado la copresidenta del Grupo de Trabajo del IPCC, Valérie Masson-Delmotte. «Ahora tenemos una imagen mucho más clara del clima pasado, presente y futuro, que es esencial para comprender hacia dónde nos dirigimos, qué se puede hacer y cómo podemos prepararnos «, ha añadido.

Si no se consigue frenar la temperatura y esta sube de media 2°C aumentaría el número de ocasiones a lo largo del año en las que se alcanzaría temperaturas extremas que, en este escenario, y -los de más de 2ºC- superarían los umbrales de tolerancia de nuestra salud y de los cultivos de los que nos alimentamos en la Tierra.

Las consecuencias políticas de esté informe están por ver a lo largo de este año. En noviembre la cumbre del clima de Glasgow, la COP 26, determinará la reacción política a las últimas evidencias científicas sobre el cambio climático.

La acción política multilateral en el marco de l COP se ha visto favorecida por el cambio de presidencia en EEUU, que regresa al Acuerdo de París, con un Biden que anunció una reducción drástica de las emisiones de EEUU y los compromisos de Reino Unido que quiere que la comunidad internacional salga con más ambición climática de la cumbre de Glasgow.

Reacciones al informe

La vicepresidenta tercera del Gobierno de España, Teresa Ribera se ha referido al informe del IPCC como «una señal de alarma de los científicos que no podemos permitirnos ignorar». Según la ministra española «este informe proporciona pruebas inequívocas de que debemos intensificar los esfuerzos de adaptación al cambio climático, incluso mediante el aumento de la financiación para aumentar la resiliencia. Y no podemos permitirnos retrasar la reducción real y rápida de las emisiones, no sólo con el largo horizonte de 2050, sino también para 2030».

Las reacciones de la sociedad civil no se han hecho esperar. «Esta no es la primera generación de líderes mundiales que ha sido advertida de la gravedad de la crisis climática, pero son los últimos que pueden ignorarla. La creciente frecuencia, escala e intensidad de los desastres que nos enfrentamos ya son el resultado de la inacción. A menos que los líderes mundiales empiecen a actuar las cosas se pondrán peor, mucho peor», ha asegurado el responsable científico de Greenpeace, Doug Parr.

Por su parte, Asunción Ruiz, directora de SEO BirdLife ha señalado que “este informe debe ser fuente de lectura, reflexión y debate obligado para cualquier responsable político o empresarial, en gobiernos o consejos de administración, en parlamentos o en juntas de accionistas. Para que reaccionen de forma coherente con la ciencia sin más dilaciones».

Te puede interesar

Comentar ()