El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha advertido este sábado de que es «altamente probable» que haya un nuevo atentado en Kabul en las próximas 24-36 horas después del doble atentado suicida del pasado jueves en el que murieron 170 personas, incluidos trece militares estadounidenses.

«La situación sigue siendo extremadamente peligrosa allí y la amenaza de atentados terroristas en el aeropuerto sigue siendo elevada. Nuestros comandantes me han informado de que es altamente probable un ataque en las próximas 24-36 horas», ha explicado Biden en una comparecencia, informa Europa Press.

Por ello, Biden ha ordenado «todas las medidas posibles para priorizar la protección de las fuerzas» norteamericanas presentes en el aeropuerto y que se les den «competencias, recursos y planes» para su protección. «Me han asegurado que lo han hecho y que pueden tomar estas medidas mientras completan la misión y evacuan de forma segura a nuestro personal», ha explicado.

Ayuda para salir

Biden se ha referido a la «inestable» situación que no ha impedido evacuar durante la jornada del sábado a 6.800 personas, cientos de ellos estadounidenses. «Hoy hemos abordado los preparativos para ayudar a la gente a seguir saliendo de Afganistán después de que se hayan marchado nuestros militares», ha apuntado.

Biden se ha referido además a la operación de represalia contra Estado Islámico-Provincia de Jorasán y al bombardeo contra mandos del grupo, que ha reivindicado el doble atentado del jueves.

«Este ataque no ha sido el último. Seguiremos cazando a cualquier persona implicada en ese despreciable atentado y les haremos pagar. Responderemos siempre que haya quien quiera hacer daño a Estados Unidos o atacar a nuestra tropas», ha remachado.

Además, Biden ha mencionado además a los trece militares fallecidos, «héroes que hicieron el sacrificio definitivo por nuestros ideales estadounidenses». «Su valentía y generosidad ha permitido que más de 117.000 personas en peligro puedan estar a salvo», ha asegurado.