Estados Unidos, Reino Unido y Australia han anunciadoeste miércoles un histórico pacto de defensa, que incluye el apoyo al desarrollo de submarinos nucleares por parte de los australianos, con el objetivo de plantar cara a China en el Indopacífico.

Los tres países acuerdan, de este modo, reforzar la cooperación en tecnologías avanzadas de defensa, como inteligencia artificial, sistemas submarinos y vigilancia de larga distancia, según informa la agencia Efe. El pacto se llama AUKUS por las siglas en inglés de los tres países.

«Nuestras naciones y, de hecho, el mundo, dependen de un Indopacífico libre y abierto, que dure y florezca en las próximas décadas», ha dicho el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, en declaraciones a la prensa en la Casa Blanca.

Biden no ha mencionado a China, como tampoco lo hicieron los primeros ministros de Australia, Scott Morrison; y del Reino Unido, Boris Johnson; que pronunciaron sendos discursos sobre el tema de forma telemática.

Sin embargo, Estados Unidos ha dejado claro su interés en contener el avance de China en el Pacífico, y con el nuevo pacto quiere implicar más en esa misión «a Europa, y en particular al Reino Unido», ha explicado una fuente de la Administración Biden en conversación telefónica con varios periodistas.

Submarinos con reactores nucleares en Australia

Hasta ahora, Estados Unidos solo ha compartido su tecnología para desarrollar submarinos con propulsión nuclear con un solo país, el Reino Unido, algo que hizo en 1958. Este hecho convierte en «histórico», opinó la fuente, el hecho de que tanto Estados Unidos como el Reino Unido hayan decidido «añadir» ahora a Australia a ese trato, con el compromiso de ayudar a la Marina Real Australiana a adquirir submarinos nucleares.

En su discurso, Biden ha remarcado que los submarinos que tendrá Australia no tendrán «armas nucleares», sino que estarán «convencionalmente armados», pero «potenciados por reactores nucleares». Según Biden, «es una tecnología probada y segura».

«Australia no está tratando de conseguir armas nucleares ni de establecer una capacidad civil nuclear», ha asegurado el primer ministro australiano, Scott Morrison, en su discurso virtual en el acto presidido por Biden.

El pacto con Washington y Londres ya ha tenido impacto en Francia, ya que Australia ha cancelado un acuerdo previo con este país para construir 12 submarinos, según el Sydney Morning Herald.

El primer ministro británico, Boris Johnson, ha elogiado el acuerdo. «Este será uno de los proyectos más complejos y técnicamente exigentes del mundo. Durará décadas y exigirá la tecnología más avanzada», ha remarcado el premier.

El anuncio se produjo una semana antes de que Biden acoja en la Casa Blanca el próximo 24 de septiembre una cumbre con los líderes de Australia, la India y Japón, con los que mantiene una alianza para contrarrestar el poderío de China. Los cuatro países conforman el quad, una alianza creada en 2007 en respuesta al auge militar de Pekín.

Este movimiento de EEUU tiene estrecha relación con la reciente retirada de Afganistán. Biden ha reconocido que el interés de EEUU ahora está en contrarrestar el poder ascendente de China y por ello ha de concentrar todos sus recursos en la zona IndoPacífico.