Internacional

La patronal de Melilla pide no exigir visado a los marroquíes de Nador y Tetuán hasta ver la reacción de Marruecos

Archivo - España gestiona con Marruecos el permiso de paso de 70 marroquíes en Melilla que no acudieron a su cita el viernes

Archivo - España gestiona con Marruecos el permiso de paso de 70 marroquíes en Melilla que no acudieron a su cita el viernes EP

La Confederación de Empresarios de Melilla (CEME-CEOE) se ha mostrado partidaria de no exigir el visado a los marroquíes de las provincias de Nador y Tetuán para acceder a Melilla y Ceuta respectivamente «hasta ver la postura de Marruecos cuando se reabra la frontera».

En la presentación de su Plan Estratégico de Melilla, la organización que preside Enrique Alcoba ha señalado que esta exención de visado a los residentes en las dos ciudades marroquíes más cercanas a las dos localidades españolas está condicionada al hecho de que «siempre que se vuelva a permitir el paso de mercancías de exportación documentadas y el pequeño tráfico fronterizo -no el de los bultos a través de Barrio Chino- por las personas que vengan a la Ciudad como pasaba cuando se permitió esta exención de visado hace ya 30 años».

CEME-CEOE, en el punto que aborda la aplicación del Tratado de Schengen en las dos ciudades autónomas, ha admitido que «en cuanto a la eliminación de la actual exención de visado a los residentes de Nador y Tetuán aún no tenemos postura definitiva».

La patronal ha detallado en cambio que «estamos a favor de la eliminación del «visado múltiple» para el resto de marroquíes no residentes en dichas provincias» porque asegura que «ello equipararía nuestra excepcionalidad con la prevista en el Reglamento 1931/2006 de la CE sobre tráfico fronterizo menor en las fronteras terrestres exteriores de los Estados miembros».

Por otra parte, CEME ha resaltado en su plan estratégico que «ni España ni la UE deben consentir que Marruecos impida el tránsito de turistas europeos a través de Ceuta y Melilla como ha anunciado» al considerar que «unas relaciones de buena vecindad no pueden ser asimétricas, sino que deben basarse en el respeto mutuo».

En ambos casos, ha añadido, «se requiere el doble control documental en la frontera y a la hora de embarcar hacia la Península que tampoco es que ello suponga una molestia excesiva a los ciudadanos melillenses y sin que ese control desvirtúe en modo alguno nuestra inserción en el Territorio Schengen». «Esto nada tiene que ver con el control de los equipajes a la llegada a la Península que es un tema de control aduanero», ha aclarado.

La frontera terrestre de Ceuta y Melilla con Marruecos está cerrada desde el 13 de marzo de 2020 por la pandemia del coronavirus y, tras dieciocho meses de clausura, oficialmente aún no tiene fecha de reapertura por razones sanitarias, según informa Europa Press.

Te puede interesar

Comentar ()