Internacional

Trabajadores marroquíes piden dejar Ceuta: "No somos esclavos, somos humanos"

Frontera de Ceuta y Marruecos

Frontera de Ceuta y Marruecos EFE

Más de 500 trabajadores marroquíes que permanecen en Ceuta desde hace veinte meses como consecuencia del cierre fronterizo han vuelto a pedir hoy salir de la ciudad con destino a su país ante la falta de soluciones.

Al grito de «no somos esclavos, somos humanos» y «libertad», unos 50 trabajadores transfronterizos se han vuelto a concentrar ante la Delegación del Gobierno en la ciudad para exigir una solución a su situación.

En esta ocasión, han estado acompañados por la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA), que asegura que la protesta no se quedará en Ceuta y que irán «a Madrid o a la Unión Europea si hace falta», según ha explicado Amin Asoussi.

La APDHA se ha reunido con los transfronterizos para ofrecerles asesoramiento sobre su situación legal y han previsto iniciar acciones para presentar el arraigo laboral o social.

Amin Asoussi ha dicho a los periodistas que Ceuta «se está convirtiendo en la sala de espera de la inmigración del norte de Marruecos y se trata a estas personas laboralmente y administrativamente de una manera cruel».

El dirigente de la oenegé ha afirmado que llevan trabajando y cotizando años a la Seguridad Social y pagando sus impuestos «y se encuentran sin ningún tipo de documentación, ni tarjeta de transfronterizo, sin derechos de la Seguridad Social y sin los impuestos que habían pagado».

La APDHA ha advertido de que no tiene «ninguna esperanza» de que la Delegación del Gobierno de Ceuta vaya a estudiar los casos de estas personas.

Lo que más les preocupa no es salir de Ceuta para ir a Marruecos a visitar a sus familiares «sino que a la hora de volver les pongan trabas, ya que es aquí donde tienen su puesto de trabajo».

Sobre el anuncio de la pasada semana de ir a la huelga de hambre si no recibían pronto una respuesta, la portavoz de los trabajadores transfronterizos, Rachida Jraifi, ha dicho que no quieren llegar a eso sino una solución.

Estas personas mantienen que «trabajan aquí y cotizan aquí» y no entienden por qué no obtienen una solución para poder visitar a su familia en Marruecos.

El colectivo de marroquíes ha plasmado en un documento sus reivindicaciones y entre ellas han pedido garantizar su derecho al tránsito diario por la frontera (ida y vuelta) cuando se produzca la reapertura, flexibilizar las condiciones de renovación de su condición de transfronterizos o apelar al «arraigo» para que los que tengan más de diez años de antigüedad puedan lograr el permiso de residencia.

La delegada del Gobierno en Ceuta, Salvadora Mateos, le ha trasladado que está trabajando en la apertura de un nuevo corredor humanitario en la frontera y les ha reiterado que serán el colectivo preferente para los tránsitos una vez se produzca la reapertura de la frontera.

Te puede interesar

Comentar ()