Internacional

Reino Unido convoca una reunión "urgente" del G-7 para tratar la nueva variante ómicron

Un cartel llama a vacunarse en Zimbabwe, uno de los países afectados por las restricciones por la variante ómicron.

Un cartel llama a vacunarse en Zimbabwe, uno de los países afectados por las restricciones por la variante ómicron. EFE

El Gobierno británico ha convocado una reunión «urgente» de ministros de Sanidad del G-7, que reúne a las siete principales economías mundiales. La cita tendría lugar el lunes y el punto principal sería la expansión de la variante ómicron del coronavirus.

«Bajo la presidencia de Reino Unido se celebrará una reunión urgente de ministros de Sanidad del G-7 el lunes 29 de noviembre para tratar sobre ómicron», ha informado el Ministerio de Sanidad británico en un comunicado.

Reino Unido ha confirmado hasta el momento tres positivos por la variante ómicron. Dos el sábado y uno el domingo. El último es un paciente que ya no está en el país y que habría viajado recientemente al sur de África.

La directora de la Agencia de Seguridad Sanitaria de Reino Unido, Jenny Harries, ha destacado la «avanzada capacidad para la secuenciación» del país, que le permite detectar variantes y tomar rápidamente medidas para limitar el contagio.

«Es muy probable que haya más casos en los próximos días como está ocurriendo en otros países y en la medida que se incremente la detección y el rastreo», ha explicado en declaraciones recogidas por Sky News.

Casos de esta nueva variante se han detectado también en Bélgica o Países Bajos. Además, Israel ha cerrado sus fronteras durante dos semanas y ha autorizado que los servicios de inteligencia rastreen a los portadores de esta nueva variante. También Marruecos ha cerrado sus fronteras.

Estos movimientos de sobrerreacción por parte de los Gobiernos han enfurecido a la OMS, que reclama mantener las fronteras abiertas. También al gobierno de Sudáfrica, quien primero informó de esta variante el día 24 de noviembre y ha recibido desde entonces un aislamiento internacional, junto a otros países del sur de África.

El cabreo de Sudáfrica

El presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa, ha instado a los países que han impuesto restricciones de viaje a los países del sur de África que levanten estas medidas «injustificadas».

«Estamos profundamente decepcionados por la decisión adoptada por varios países de prohibir el viaje desde varios países del sur de África tras la identificación de la variante ómicron. Son medidas total y absolutamente injustificadas contrarias al compromiso de estos países planteado en la reunión de los países del G-20 el mes pasado en Roma», ha afirmado Ramaphosa en un discurso a la nación.

«Prometieron que se reanudaría el viaje internacional de forma segura y ordenada, de forma coherente con las organizaciones internacionales relevantes como la Organización Mundial de la Salud, la Organización de Aviación Civil Internacional, la Organización Marítima Internacional y la OCDE», ha recordado Ramaphosa.

La Declaración de Roma del G-20 era un «compromiso con el sector turístico de los países en desarrollo», un compromiso de apoyo para «una recuperación rápida, resistente, incluyente y sostenible del sector turístico», ha apuntado Ramaphosa.

El mandatario sudafricano ha destacado la labor de los científicos sudafricanos «de primer nivel mundial» que han permitido tener información de la nueva variante. «En primer lugar, sabemos que la ómicron tiene muchas más mutaciones que las variantes anteriores. En segundo lugar, sabemos que la ómicron se puede detectar con los tests actuales para la COVID», ha explicado.

Ramaphosa ha destacado que «sabemos que esta variante es diferente de otras y que no está directamente relacionada con las variantes delta o beta» y que «la variante (ómicron) es la responsable de la mayoría de los contagios detectados en Gauteng en las dos últimas semanas y que ahora está presente en las demás provincias».

Además, Ramaphosa ha anunciado que el país seguirá en el nivel 1 de confinamiento, el más bajo, y ha animado a la población a vacunarse. «Sabemos suficiente de la variante como para saber que debemos reducir los contagios y protegernos. La herramienta más poderosa que tenemos es la vacunación», ha subrayado.

La Comisión Europea: ‘Prepararse para lo peor’

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha pedido «prepararse para lo peor» por la aparición de la variante ómicron del coronavirus detectada en Sudáfrica y varios países europeos.

«Nos tomamos muy en serio esta variante ómicron y sabemos que estamos en una carrera contra el tiempo», ha afirmado Von der Leyen durante su visita a Letonia.

Von der Leyen ha subrayado que no se sabe todo de la nueva variante y que los científicos y farmacéuticas necesitan entre dos y tres semanas para conseguir una perspectiva completa de la fuerza de la ómicron.

«En general, lo mejor es tener esperanza, pero prepararse para lo peor», ha remachado la jefa del ejecutivo comunitario. Ahora la principal prioridad es garantizar el distanciamiento social, reducir los contactos y vacunarse y revacunarse lo más posible. Tenemos que conseguir tiempo», ha afirmado en rueda de prensa desde Riga.

Te puede interesar

Comentar ()