Internacional

Argelia escenifica el primer acercamiento a Italia tras el cambio de posición de España en el Sáhara

El ministro de Exteriores italiano, Luigi di Maio, en la embajada argelina en Roma este lunes. E.I.

Oficialmente el Gobierno argelino medita aún su respuesta a España por el histórico cambio de posición en el Sáhara Occidental. Pero este lunes Argel ha escenificado el primer golpe a Madrid con el que aspira a ser su nuevo socio en Europa, Italia. Altos cargos de la diplomacia argelina se han reunido en Roma con el ministro de Exteriores italiano, Luigi di Maio, y el entorno de la multinacional energética italiana Eni.

El acto principal de esta aproximación se celebró a último hora de este lunes en Roma, en presencia de Di Maio y Chakib Kaid, secretario general del ministerio de Asuntos Exteriores argelino. La embajada argelina en Roma ha sido el lugar escogido, a propósito de la entrega de las medallas de «los amigos de la revolución argelina» al fundador de Eni, Enrico Mattei, y el periodista Piero Angela. Los galardones, subraya la legación diplomática, son concedidos «en nombre del presidente de Argelia, Abdelmadjid Tebboune».

Argel muestra así su interés por cambiar de socio, en mitad de la crisis abierta por la carta remitida por Pedro Sánchez a Mohamed VI en la que respalda el plan de autonomía para el Sáhara Occidental como «la base más seria» para la resolución del conflicto. Una misiva que quiebra la posición española sostenida durante los últimos 47 años y que ha indignado en Argel.

«España no debería sorprenderse de lo que empiece a suceder ahora. Argelia va a buscar un nuevo socio en Europa, que será Italia. Se centrarán en el oleoducto que va desde Argelia a Italia. A medio y largo plazo Italia sustituirá a España como principal vía de suministro de gas a Europa», reconoció esta semana a El Independiente Yahia Zoubir, analista de origen argelino bien conectado con el establishment argelino.

España tiene en Argelia a su principal suministrador de gas. El año pasado el 45 por ciento de las importaciones españolas de gas procedían del país árabe. Un posición estratégica amenazada ahora por el interés creciente de Italia, que busca reducir su dependencia gasística con Moscú, de la que proviene hasta el 43 por ciento de sus compras internacionales, en plena invasión rusa en Ucrania. «Está claro que Argelia va a hacer una revisión de todos los acuerdos con España, en todos los ámbitos, para ver en el futuro cómo se desarrolla la relación», declaró este lunes a El Correo Chakib Kaid desde Roma.

Acto en la embajada argelina en Roma, este lunes. E.I.

El régimen argelino, que aún se halla analizando las consecuencias de la medida española tras llamar a consultas a su embajador en Madrid, descarta, de momento, adoptar represalias inmediatas para el sector energético español, pero son plenamente conscientes de que una de sus cartas es no renovar las licitaciones cuando éstas expiren. El pasado mes de enero la española Naturgy prorrogó su acuerdo con la estatal argelina Sonatrach hasta 2030. La italiana Eni, por su parte, tiene importantes intereses en el norte de África, especialmente en Egipto.

Argelia, no obstante, no oculta su aproximación a Roma. El ministro de Exteriores italiano ha visitado la embajada argelina hasta en dos ocasiones durante el último mes, en mitad de los preparativos para la visita a la capital italiana del presidente argelino en mayo. Desde Argel, el mensaje es que ha perdido la confianza en el Gobierno español y que no lo considera ya un socio fiable. «Los dos países nos consideramos socios estables y fiables. Estamos hablando de todas las cuestiones y vamos a hacer evolucionar nuestra relación», ha concluido Kaid.

Te puede interesar

Comentar ()