Una gran mayoría de ciudadanos del estado estadounidense de Kansas han optado este martes en un referéndum defender el derecho al aborto en la primera votación de este tipo desde que el Tribunal Supremo de Estados Unidos derogara el precedente legal que permitía la interrupción del embarazo en el país, Roe contra Wade.

Con el 86 por ciento del voto escrutado, el 62 por ciento de los votantes han optado por mantener las protecciones para el aborto, mientras que un 37 por ciento quería eliminarlas de la constitución estatal, según The Washington Post.

La pregunta que se ha presentado a los votantes era sobre si el aborto debería permanecer protegido por la constitución de Kansas. Un voto por el ‘sí’ permitiría al Congreso del estado, liderado por una mayoría republicana, aprobar futuros límites al aborto o prohibirlo por completo. Un voto por el ‘no’ dejaría las protecciones al aborto tal y como están.

Esta derrota electoral para el Partido Republicano ha sido la demostración más tangible hasta ahora de una reacción política contra la decisión del Tribunal Supremo estadounidense de eliminar el derecho constitucional al aborto, según ha recogido The New York Times.