Internacional

El humor como arma de destrucción masiva: los ucranianos ganan la guerra de los memes

Los NAFO se dedican a desmontar la propaganda rusa recurriendo a la ironía y el sarcasmo

El avatar de los NAFO, el perro Shiba Inu, en varios tuits. C. V.

Los guerreros de la información ucranianos saben que el humor es un arma de destrucción masiva. La causa por la que luchan es muy seria, y les inspira profundo respeto, la libertad de Ucrania, pero son conscientes de que en las redes sociales quien provoca una sonrisa gracias a un meme inteligente gana. Los NAFO (North Atlantic Fellas Organization, organización de colegas del Atlántico Norte) combaten contra los vatniks (forofos rusófilos) con sus armas más sofisticadas: la ironía y la sátira. En el trasfondo está su argumentario que se resume en un lema: «La expansión de la NAFO no es negociable».

La periodista Ivana Stradner, asesora de la Fundación para la Defensa de las Democracias, explica en un tuit en inglés qué es la NAFO. «Es el HIMARS de las redes sociales», señala, en alusión al lanzamisiles estadounidense que tanto está ayudando a los ucranianos en el campo de batalla. Y añade Stradner, del Kyiv Post, «las armas más poderosas de los colegas de NAFO son los memes directos y la sátira para herir los sentimientos de los trolls russo. Y sí, ganaremos la guerra de la información».

Esta singular organización de internautas nació en mayo pasado cuando desde la cuenta @Kama_Kamilla se ofreció un avatar del perro japonés Shiba Inu, muy popular en memes desde hace una década, a todo aquel que enviara una donación para la Legión Georgiana que apoya al ejército ucraniano. Este avatar se convirtió en una mascota del movimiento que se dedicó a poner en evidencia la narrativa de los fieles al Kremlin. La Legión Georgiana se creó en 2014, cuando Rusia se anexionó Crimea.

Los NAFO tienen cuenta de Twitter comunitaria @Official_NAFO. En ella se dice que actúa en coordinación con @saintjavelin, un diseñador canadiense que tiene una tienda de ropa y accesorios con alusiones a Ucrania. Transfiere donaciones a la causa ucraniana. El Javelin es un misil antitanque portátil, que ha sido muy útil a las tropas ucranianas.

Destacan por su capacidad de reacción. Siguen las novedades y a todo aquel que defiende el argumentario del Kremlin, sobre todo a los que cuentan con muchos seguidores. Rebaten sus narrativas, que suelen ser una copia de las que utiliza el Kremlin y sus afines en Moscú, desde la portavoz del Ministerio ruso de Exteriores, Maria Zajarova, a Margarita Simonyan, a cargo de RT.

Después del ataque en el puente de Kerch, que une Crimea y Rusia, uno de ellos destacaba cómo el día iba a ser «duro» para los vatniks. «Compórtense adecuadamente», aconsejan con imágenes de parque de atracciones. Fue un duro golpe para el líder ruso, Vladimir Putin, que lo había inaugurado en 2018. Putin lo calificó de «acto terrorista», después detuvo a ocho personas, pero aún no está claro cómo ocurrió. Rusia se anexionó Crimea en 2014, como ahora ha convertido en rusas cuatro regiones ucranianas, Donetsk, Lugansk, Zaporiya y Jersón, aunque ni siquiera están bajo su control.

En junio de 2022 fue el embajador ruso en las organizaciones internacionales en Viena, Mijal Ulyanov, quien catapultó al estrellato viral a los NAFO. Cuando uno de ellos le reprochó que estaba justificando las muertes de civiles ucranianos, el diplomático le replicó: «Tú has dicho esa tontería, no he sido yo». La frase se hizo viral y es otro de los lemas que corean los ciberguerreros.

A los primeros fundadores, entre ellos el ex marine Matt Moores, se unieron intelectuales, políticos, periodistas, académicos, de numerosos países. Entre ellos figuran el congresista estadounidense Adam Kinzinger, el ex presidente de Estonia Toomas Hendrik Ives y también han expresado su apoyo el ministro ucraniano de Defensa, Oleksii Reznikov, que durante unos días mantuvo la imagen del Shiba Inu como señal de agradecimiento a los NAFO.

«Como NAFO cumples varios objetivos: en primer lugar, combates la propaganda rusa. En segundo lugar, ayudas a recaudar fondos para varias causas ucranianas, como la Legión Georgiana, y en tercer lugar, das voz a los ucranianos», señala el politólogo Victor Vasilescu, que muestra en su avatar en Twitter al perro japonés. Los NAFO intentan aumentar la comunidad de seguidores suya y de los que llevan a cabo esta guerra informativa, ya que así el impacto de sus mensajes es mayor.

«Es una organización sin jerarquía y sin ningún otro requisito que querer inundar la propaganda rusa de una contranarrativa lo más veraz y entretenida posible», indica el politólogo. «Puedes invocar el artículo 5 para que los fellas de todo el mundo vengan a ayudarte en alguna discusión». El artículo 5 de la OTAN es aquel que se invoca cuando un aliado es atacado. Los demás acudirían en su ayuda. Igual hacen los NAFOs al bombardear las cuentas de los prorrusos.

«En las cuentas en lengua inglesa la propaganda rusa suelen llevarla a cabo bots o agentes rusos que fingen ser locales. En el mundo hispano hablante los propagandistas suelen ser locales», añade Vasilescu.

GabrielaNAFO, de nacionalidad checa, también forma parte de los NAFO. «Llevo años dedicándome a combatir la desinformación rusa. No solo por Ucrania. Llevo ocho años viendo cómo manipulan a las personas con su propaganda», apunta Gabriela. Confiesa que desde pequeña ha escuchado lo mismo por parte de Rusia. «Nos cambiaron el modus operandi. Siempre culpaban a Occidente de todo. Occidente nos quería atacar. Nos asustaban con que en Occidente solo había hambre, violencia y drogas», añade.

Los rusos, grandes maestros de la propaganda, se están encontrando con un enemigo con el que no contaban. El secreto de su éxito es su espontaneidad. Y los hechos les avalan. Hay una invasión. Innegable. Mueren civiles ucranianos. Innegable. A ello se suma que cualquier autoridad rusa que conteste a una cuenta cuyo avatar es un perro acaba dando legitimidad a esta guerrilla cibernáutica. Así le ocurrió al embajador ruso Ulyanov.

«Les está haciendo daño a los rusos y por eso dedican esfuerzos a deslegitimarlo. Tiene éxito porque es un movimiento espontáneo. A los rusos les está desbancando con lo que habían sido sus recursos, como el sarcasmo. De ahí que lanzan bulos como que son bots. No se dedican al acoso», afirma Nicolás de Pedro, investigador del Institute for Statecraft y especialista en el espacio postsoviético.

Pone de manifiesto la importancia de las redes horizontales, que son mucho más eficaces que las estructuras verticales organizadas por gobiernos»

yevhen fedchenko, stopfake

Los que llevan desentrañando los bulos de la Federación Rusa desde hace años, como Yevhen Fedchenko, fundador de StopFake, se alegran de que una comunidad así haya salido a la luz. «Vemos la aparición de una nueva y poderosa comunidad que lucha contra Rusia burlándose de ella. Las personas se etiquetan unas a otras amplificando sus mensajes. Y utilizando un perro gracioso como símbolo de la comunidad. Se trata de la importancia de las redes horizontales, que son mucho más eficaces que las estructuras verticales organizadas por el gobierno».

Como dice Fedchenko, uno de las claves del éxito de los NAFO, aunque el Kremlin no se crea esta versión, es que actúan de forma espontánea. No son una creación de la OTAN, aunque algunos funcionarios de la organización ha expresado su simpatía a título personal por sus actividades.

Es la sociedad civil proucraniana la que se moviliza en Twitter, de la misma forma que en Ucrania los ciudadanos recogen fondos para drones nada más ser bombardeados por los misiles rusos. En lugar de achantarlos, esos ataques como los sufridos el pasado lunes en todo el país reafirman la fe de los ucranianos en que su lucha tiene sentido. Está en juego su futuro. Y quienes les apoyan en las redes saben que la batalla de la información también hay que ganarla.

Te puede interesar

Comentar ()