El presidente de Chile, Gabriel Boric, ha defendido este lunes que, aunque el nombramiento del embajador en España, Javier Velasco, fue «político», se basa en sus competencias profesionales. «No está por ser mi amigo», ha defendido tras las últimas polémicas relacionadas con Velasco.

Velasco ha sido objeto de críticas por parte de la oposición tanto por sus declaraciones sobre antiguos gobiernos como por sus publicaciones en redes sociales, si bien Boric siempre ha defendido su capacidad como máximo representante diplomático de Chile en España. En los últimos meses ha sufrido polémicas por compartir imágenes acariciando unos pies en la parte trasera de un coche o por algunas imágenes en restaurantes.

«No sé las ideas que se pasarán respecto de amistades íntimas o no, pero él no está por ese motivo, él está por sus competencias profesionales», ha dicho Boric de Velasco, en una entrevista en TVN en la que ha retado a preguntar por el embajador al expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero o a congresistas que tendrían una opinión «impecable» de él.

Boric, que ha señalado que España «es un país particularmente importante» para su Gobierno, ha defendido que «durante toda la historia de las relaciones internacionales» se han conjugado las embajadas con funcionarios de carrera con otras «políticas», como sería el caso de la legación de Madrid.