Internacional

Una nueva carta con supuestos restos de sangre obliga a acordonar y desalojar la embajada de Ucrania en Madrid

Un Agente de Policía en la embajada de Ucrania

Un Agente de Policía en la embajada de Ucrania EUROPA PRESS

Un nuevo paquete con supuestos restos de sangre ha llegado este viernes a la Embajada de Ucrania en Madrid, lo que ha provocado el acordonamiento y desalojo de la zona por parte de los la Policía Nacional y los Tedax, que han desalojado el edificio.

No ha habido heridos y, al parecer, ha sido la propia embajada ucraniana la que ha dado el aviso a la Policía tras interceptar un sobre marrón de idénticas características al recibido el pasado miércoles, cuya deflagración dejó herido leve a un trabajador. Los investigadores trabajan con la certeza de que todos estos envíos están relacionados entre sí.

El portavoz del Ministerio de Exteriores ucraniano, Oleg Nikolenko, ha explicado a Ukrinform que el paquete es similar a los recibidos en las últimas horas por embajadas y consulados en varios países de Europa (Hungría, los Países Bajos, Polonia, Croacia, Italia, Austria, los consulados generales en Nápoles y Cracovia y el consulado de Brno también recibieron paquetes sangrientos). Los paquetes contenían ojos de animales. Los propios paquetes estaban empapados en un líquido de un color característico y tenían un olor correspondiente. «Las investigaciones están en marcha», ha señalado.

Por su parte, el Ministerio del Interior ha confirmado que el sobre sospechoso contenía un ojo de animal aplastado, guardando similitud, por tanto, con otros paquetes recibidos en embajadas de este país invadido por Rusia.

Hasta ahora se conocían al menos seis destinatarios de este tipo de envíos en España: el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; la ministra de Defensa, Margarita Robles; el embajador de Ucrania en España Serhii Pohoreltsev; el director de la empresa de armamento Instalaza, en Zaragoza; el responsable del Centro de Satélites de la base aérea de Torrejón de Ardoz, y la embajada de EEUU en Madrid.

Además, este viernes se ha sabido que en al menos en cinco países europeos, las embajadas ucranianas han recibido diversos «paquetes sangrientos» que contenían partes del cuerpo de algunos animales.

«Campaña de terror e intimidación contra las embajadas»

La entrada a la residencia del embajador en el Vaticano fue destrozada, la embajada en Kazajstán recibió una amenaza de bomba, que más tarde no se confirmó. La embajada de los EE. UU. recibió una carta con una fotocopia de un artículo crítico sobre Ucrania, pero, como la mayoría de los otros sobres, esta carta llegó simultáneamente con otros del territorio de un país europeo.

«Tenemos razones para creer que se está llevando a cabo una campaña de terror e intimidación bien planificada contra las embajadas y consulados ucranianos. Incapaz de detener a Ucrania en el frente diplomático, alguien está tratando de intimidarnos. Sin embargo, puedo decir inmediatamente que estos intentos son inútiles. Seguiremos trabajando eficazmente para la victoria de Ucrania», subrayó el ministro de Relaciones Exteriores, Dmytro Kuleba.

Los diplomáticos ucranianos continuarán trabajando con éxito en el fortalecimiento de las capacidades de defensa de Ucrania y proporcionando a los ucranianos el equipo energético necesario para pasar la temporada de invierno.

La parte ucraniana coopera con las unidades de aplicación de la ley de países extranjeros para investigar todos los casos de amenazas, identificar a los involucrados y llevarlos ante la justicia. Así, el ministro de Relaciones Exteriores, Dmytro Kuleba, ordenó fortalecer la seguridad de todas las misiones diplomáticas ucranianas.

Te puede interesar

Comentar ()