Internacional

Sánchez ante Xi: "Queremos una paz justa y duradera basada en la posición de Ucrania"

Ha animado al presidente chino a que "tenga una conversación con Zelenski y así conozca directamente su plan"

Pedro Sánchez con Xi Jinping en Pekín

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (i) saluda al presidente chino, Xi Jinping (d),en Pekín. EFE

En el Gran Palacio del Pueblo, el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, ha trasladado al líder chino Xi Jinping que "la defensa de la soberanía e integridad territorial de Ucrania" es fundamental para "una paz justa y duradera" en Ucrania, tal y como destaca el plan del presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, y suscribe la Unión Europea. Sin querer desvelar la respuesta de Xi, ha destacado que han de mantenerse "los canales de comunicación abiertos y construir confianza. Para este objetivo nada sustituye el contacto directo entre los líderes". Es uno de los fines cumplidos de este "viaje histórico".

"He insistido en que Ucrania ha de decidir sobre las cuestiones que le afectan y he defendido ante Xi el plan de Zelenski, un plan alineado con la Carta de Naciones Unidas. He animado a Xi para que tenga una conversación con Zelenski para que conozca directamente el plan", ha dicho Sánchez, sin trasladar lo que le ha transmitido Xi.

La guerra de Putin tiene como objetivo debilitar el proyecto europeo, un proyecto que garantiza la paz y responde a los desafíos globales"

Pedro sánchez, presidente del gobierno

"En la UE hay una posición clara en defensa de la Carta de la ONU y apoyo al pueblo agredido y condena al agresor, el presidente Putin", ha remarcado. Sánchez ha dicho también que "la guerra de Putin tiene como objetivo debilitar el proyecto europeo, un proyecto que garantiza la paz y responde a desafíos globales". Ha insistido en que la agresión rusa es "ilegal". Sobre la posición de Pekín, Sánchez ha reconocido que "algunos puntos" son importantes: "el rechazo a la amenaza nuclear y el respeto a la integridad territorial, que violenta Putin con su guerra".

Ha defendido la posición de España de apoyar a Ucrania por todos los medios, como consecuencia de su visión como miembro de la UE, y se ha referido a cómo nuestro país ha acogido a más de 160.000 refugiados ucranianos. "Para contribuir a la paz hemos de trasladar las bondades del plan de paz de Zelenski: queremos una paz, pero ha de ser justa y duradera, es decir, basado en la posición del país agredido y parando al país agresor".

Ha señalado que la relación de la UE y China es "compleja", que requiere que respete el equilibrio y la transparencia. Sánchez ha apuntado que hay que aprender de las lecciones pasadas y así la UE ha de reforzar su autonomía estratégica. "Necesitamos reindustrializarnos y aumentar nuestras capacidades para hacer frente a la transformación ecológica, energética y digital".

Juntos vamos a enfrentar desafíos y hacer contribuciones a la paz y el desarrollo mundial"

xi jinping, presidente de china

"No tiene por qué producirse una división en bloques. El futuro no está escrito. Estamos obligados a trabajar para que el nuevo orden global garantice la paz", ha afirmado Sánchez. "España defiende la apertura y confianza entre socios. Es una confianza realista basada en el respeto a las normas". En ese contexto, encajan las palabras de Xi, muy genéricas y sin mención explícita a Ucrania. "Juntos vamos a enfrentar desafíos y hacer contribuciones a la paz y el desarrollo mundial", ha dicho el presidente Xi, que ha elogiado a España por ser uno de los países con mayor crecimiento en la UE.

Sánchez ha expuesto las tres prioridades del viaje: cooperación bilateral, relación entre la UE y China, y los desafíos internacionales, en especial, la guerra en Ucrania. Sobre la cooperación bilateral, ha destacado que el principio fundamental es "impulsar una relación equilibrada y respetuosa" entre Madrid y Pekín.

Sobre las relaciones de China y la UE, Sánchez ha dicho que están llamados a cooperar y a reforzar el multilateralismo, objetivos de la presidencia española del Consejo de la UE. Ha subrayado la importancia de la reanudación del diálogo sobre derechos humanos.

El presidente del gobierno español es el primer líder europeo que se encuentra con Xi Jinping después de su viaje a Moscú, donde Xi tuvo ocasión de exponer a Vladimir Putin el documento de 12 puntos que expresa la posición de China sobre lo que Pekín llama "el conflicto" en Ucrania.

En el texto, China defiende la soberanía y la integridad territorial de los Estados, pero también su derecho a la defensa. También pide que se levanten las sanciones unilaterales contra el Kremlin. Aboga por un alto el fuego, que ponga las bases de un plan de paz, pero no insta a Rusia a retirarse de los territorios ocupados en Ucrania.

El plan del presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, que presentó en el G20 en noviembre pasado, incide en que Rusia ha de salir de Ucrania y reclama justicia y compensaciones por los daños causados por la guerra. Subraya la necesidad de la seguridad nuclear, alimentaria y energética. Zelenski se ha mostrado dispuesto a reunirse con Xi Jinping, a quien ha invitado a visitar Ucrania.

La forma en que China siga interactuando con la guerra de Putin será un factor determinante para las relaciones China-UE en el futuro"

ursula von der leyen, presidenta de la comisión europea

La próxima semana se verán con Xi la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el francés, Emmanuel Macron. En un discurso el jueves, Von der Leyen dejó claro que la relación de la Unión Europea con China está muy condicionada ahora al papel que Pekín vaya a jugar en relación con la guerra en Ucrania. "La forma en que China siga interactuando con la guerra de Putin será un factor determinante para las relaciones UE-China en el futuro", afirmó la presidenta de la Comisión Europea.

Von der Leyen dijo que Europa necesita ser "más audaz" con China, que se ha vuelto "más represiva en casa y más asertiva en el exterior". Es la primera vez que la presidenta de la Comisión Europea se refiere a las relaciones de la UE con China. Reconoció que había que reevaluar las relaciones con Pekín "a la luz de nuestra estrategia más amplia sobre China".

El jefe del gobierno español, Pedro Sánchez, junto al primer ministro chino, Li Qiang / EFE/ MONCLOA

La entrevista de Sánchez con Xi ha sido la última cita de la agenda del presidente del gobierno español en China. La visita, que empezó con su asistencia al Foro de Boao, el Davos asiático, en Hainan, se enmarca en el 50º aniversario de las relaciones entre China y España.

Sánchez se ha reunido con el presidente de la Asamblea Nacional Popular, Zhao Leji, y ha almorzado con el primer ministro chino, Li Qiang, quien se mostró dispuesto a intensificar las relaciones con España, según informan los medios presentes en el pool. El primer ministro chino elogió a Sánchez por "promover las relaciones y la cooperación sino-europea", un mensaje en el que incidió el jefe del gobierno en el foro económico. No han tratado sobre la guerra en Ucrania, una cuestión que Sánchez sí abordó con el presidente Xi Jinping.

Después de la reunión, Sánchez y Li han firmado cuatro acuerdos bilaterales: un plan ejecutivo de cooperación en materia educativa para los años 2023-2026, dos protocolos fitosanitarios para la exportación de productos agrícolas y un Memorando de Entendimiento de colaboración en materia deportiva. Asimismo, se ha acordado la apertura de un segundo Instituto Cervantes en Shanghai.

Sánchez también ha tenido tiempo para verse con empresarios españoles afincados en China y con touroperadores, justo cuando se reanudan los viajes al exterior en grupo después del parón de la pandemia. En 2019 más de 700.000 turistas chinos eligieron España como destino. España es el tercer destino favorito de los chinos en sus desplazamientos al exterior.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar