El XIV Congreso del PSC ha sido un paseo militar para Miquel Iceta: ningún voto en contra, ninguna abstención. Nada que ver con el Congreso anterior, celebrado en noviembre de 2016, en el que el partido sufrió la salida de los partidarios del derecho a decidir y en el que el propio Iceta tuvo que enfrentarse a Nuria Parlón.

Para poder acceder a este y otros contenidos debes de ser suscriptor.

Opciones de suscripción

¿Todavía no estás seguro? Consulta aquí todas las ventajas de suscribirte a El Independiente.

¿Ya eres usuario Premium?

Identifícate