Mientras asistimos atónitos a los disturbios por la muerte de George Floyd en Estados Unidos, he topado en las próximas efemérides con un lugar que va ligado a lo peor del ser humano. Entre 1932 y 1972 en la ciudad estadounidense de Tuskegee (Alabama), el Servicio de Salud Pública de EEUU tomó a 600 afroamericanos, casi todos analfabetos, para estudiar lo que ocurría si la sífilis no era tratada y ver cómo morían. Se llamó el ‘Experimento Tuskegee’, y el 20 de junio de 1949 nació allí un hombre cuya voz modulada y sus letras románticas hemos escuchado todos miles de veces: Lionel Richie.

Sí, Messi se llama Lionel por algo. Es imposible quitarle de la Historia de la Música de los 80. Abrió los Juegos Olímpicos del 84 en Los Ángeles con su All Night Long, un tema tan ‘happy cocacolero americano’ que hasta se escucha varias veces ‘fiesta forever’. No es extraño que los tanques norteamericanos entrasen en Iraq al ritmo de esta canción. Por cierto, los principios de este vendedor de 100 millones de discos estuvieron ligados a la legendaria discográfica Motown con The Commodores. Este grupo fue ‘telonero’ de unos triunfadores Jackson five. De esos hermanitos llamaba poderosamente la atención un muchachito que mucho más tarde murió por negligencia y sorpresa el 25 de junio de 2009: Michael Jackson. Lionel y él crearon el tema que mejor resume los 80: We Are The World y fueron grandes amigos. Richie fue un verdadero influencer de la época hasta el punto de que aceptó el encargo de estilista para Nelson Mandela cuando salió de prisión.

Richie fue un verdadero influencer de la época hasta el punto de que aceptó el encargo de estilista para Nelson Mandela cuando salió de prisión

Todos recordamos lo que hacíamos cuando nos enteramos de la muerte de Michael Jackson. Pues alguien que también tuvo una muerte rodeada de misterio estaba justo ese día celebrando su cumpleaños: George Michael (25 de junio de 1963) Su verdadero nombre es Georgios Kyriacos Panayiotou, y fue hijo de griegos propietarios de restaurante en el que ayudaba mientras organizaba fiestas como DJ en las escuelas locales de todo Bushey, Stanmore y Watford. Cuando cantaba en ellas, triunfaba tanto que siendo un adolescente ya grabó discos junto a su compañero de pupitre Andrew Ridgeley en la banda Wham! Muy muy ochentero todo.

Pero si una artista de los 80 ha sido reconocida como la “vocalista iconoclasta que revolucionó el papel de la mujer en el rock and roll” (All Music) ha sido Cyndi Lauper. El 22 de junio de 1953 vino al mundo, sin su pelo de colores, la pequeña gran estrella que cantó que las mujeres se podían por fin divertir. La mujer de Girls Just Wanna Have Fun está entre las 20 únicas personas del club de los GET. Es decir, que ha ganado Grammy, Emmy, Tony, y hasta el American Music, Billboard Music Award, MTV Video Music Awards y Icon Award. Más de 80 millones de discos no se venden solos. Little Richard, maestro de ceremonias de su boda, tuvo que hacerlo muy bien para que siga siendo el de Lauper uno de los matrimonios más longevos del mundo de la música. La creadora de algo tan “de los 80” como la banda sonora de la película “Los Goonies” se fue de casa con 17 años, huyendo de los abusos de su padrastro, para estudiar arte. Tras dos semanas aislada en un bosque canadiense con su perro Sparkle, encontró la fuerza interior que la lanzó. Tanto, que aunque los médicos la condenaron a no cantar jamás, superó sus problemas y ha seguido en los escenarios tres décadas seguidas, inspirando a artistas como Alanis Morissette, Britney Spears, Christina Aguilera, Joan Osborne, Vanessa Paradis o Lady Gaga.

Todos coincidimos que uno de los grupos que sin duda ha influido en la música española de los 80 y hasta hoy, son Los Secretos. Pues alguien que no quería ser su líder cumple 58 años el 22 de junio. Álvaro Urquijo aceptó serlo tras la trágica muerte de su hermano Enrique prácticamente por necesidad. Una llamada de su hermana contándole las carencias económicas que tendría que pasar la familia del autor del himno de los 80 Déjame, fue el empujón que le colocó al frente del grupo. El público, nosotros, lo aprobamos y les hicimos más grandes todavía.