La fusión CaixaBank/Bankia se ha puesto en marcha, pero aún no ha superado las pruebas más difíciles. Los consejos de ambas entidades se reunirán en los próximos días, probablemente el próximo domingo, para dar el sí, quiero a la boda financiera de la década. Los equipos de gestión trabajan a marchas forzadas. «Queremos que la operación se cierre cuanto antes, cada día que ganemos es un día menos para los que quieren sabotear el acuerdo», dice un alto ejecutivo de una de las implicadas.

Para poder acceder a este y otros contenidos debes de ser suscriptor.

Opciones de suscripción

¿Todavía no estás seguro? Consulta aquí todas las ventajas de suscribirte a El Independiente.

¿Ya eres usuario Premium?

Identifícate