Hoy el Gobierno va a vivir la enésima crisis provocada por él mismo en el ámbito de la Justicia. Hoy tendrá lugar, como siempre en Barcelona, el acto solemne en la Escuela Judicial de la entrega de despachos a los nuevos jueces, acto que preside siempre el Rey y que es el segundo en importancia para el mundo judicial después de la ceremonia de apertura del Año Judicial que se celebra en la sede del Tribunal Supremo, en Madrid y que, como el anterior, siempre preside el Rey.

Para poder acceder a este y otros contenidos debes de ser suscriptor.

Opciones de suscripción

¿Todavía no estás seguro? Consulta aquí todas las ventajas de suscribirte a El Independiente.

¿Ya eres usuario Premium?

Identifícate