Qué será la anti-España que ha dicho Carmen Calvo… Será el andaluz soso, la tortilla a la francesa, la marimba de huesos de Halloween, la música yeyé; será Puigdemont poniéndose trenzas de holandesa para cruzar las fronteras, o qué será. Carmen Calvo, que es como un arlequín en el Gobierno, entre la lágrima de encaje y la risa cascabelera, ha dicho sentir “vergüenza” al ver a Pablo Casado por Europa haciendo lo que ella llama “anti-España” y “antipatria” con eso del asalto al Poder Judicial. Calvo tiene la idea de que España es Sánchez, ya un Caudillo que, tras tomar el control del CGPJ y los altos tribunales, irá a la Casa de la Moneda a hacerse selfis en las propias monedas, resucitando los cinco duros, que es casi lo único que le falta. Ni España es Sánchez ni hay ningún patriotismo en lo que hace este hombre para sí mismo (la única ideología que soporta tanta contradicción, tanta mentira y tanta cara de busto de mármol es el egoísmo). Pero es lo que pasa cuando suenan los cascabeles de Calvo.

Para poder acceder a este y otros contenidos debes de ser suscriptor.

Opciones de suscripción

¿Todavía no estás seguro? Consulta aquí todas las ventajas de suscribirte a El Independiente.

¿Ya eres usuario Premium?

Identifícate