Pablo Iglesias está haciendo campaña electoral a costa de lo que sea, incluido el partido que es su socio de Gobierno. Y la está haciendo porque sabe, los sondeos se lo confirman una y otra vez, que su partido desciende de forma continuada en la intención de voto. Por eso ha organizado su campaña electoral desde la vicepresidencia del Gobierno recurriendo a todos los palos que se puedan tocar desde su privilegiado puesto.

Para poder acceder a este y otros contenidos debes de ser suscriptor.

Opciones de suscripción

¿Todavía no estás seguro? Consulta aquí todas las ventajas de suscribirte a El Independiente.

¿Ya eres usuario Premium?

Identifícate