Lo previsto pero algo más lejos de lo imaginado. Lo previsto es que la ultraizquierda, los independentistas y los proetarras iban a atacar al Rey dijera lo que dijera en su discurso de Nochebuena porque lo que pretendían era que Felipe VI se humillara ante sus exigencias, casi sus órdenes, y sus amenazas en caso de que no obedeciera sus mandatos y cumpliera exactamente el guion que ellos le tenían preparado.

Para poder acceder a este y otros contenidos debes de ser suscriptor.

Opciones de suscripción

¿Todavía no estás seguro? Consulta aquí todas las ventajas de suscribirte a El Independiente.

¿Ya eres usuario Premium?

Identifícate