El proyecto para crear un nuevo partido de centro derecha en España, nucleado en torno al PP y a Ciudadanos, saltó ayer por los aires. La buena sintonía entre Pablo Casado e Inés Arrimadas no ha sido suficiente como para evitar un seísmo que tiene su origen en los resultados de las elecciones en Cataluña, en las que C’s y el PP tuvieron unos resultados desastrosos.

Para poder acceder a este y otros contenidos debes de ser suscriptor.

Opciones de suscripción

¿Todavía no estás seguro? Consulta aquí todas las ventajas de suscribirte a El Independiente.

¿Ya eres usuario Premium?

Identifícate