Los confinamientos y cierres perimetrales se alargan y los parados aumentan, ya estamos ante la mayor crisis económica de España en cien años y el FMI confirma que seremos el país del mundo que en mayor medida la va a sufrir. No hay dinero para las PYMES y no llegan las ayudas directas un año después del cierre de negocios, y con este panorama económico el Gobierno decide gastar 1.600 millones de euros para el sector audiovisual en cuatro años. Eso son 400 millones, cuatro Zendales que diría Ayuso, cada año.

Para poder acceder a este y otros contenidos debes de ser suscriptor.

Opciones de suscripción

¿Todavía no estás seguro? Consulta aquí todas las ventajas de suscribirte a El Independiente.

¿Ya eres usuario Premium?

Identifícate